viernes, 24 de marzo de 2017

DIARIO DE RODAJE EN HAITÍ - Último capítulo


Esta misión, como todo en la vida, llegó a su fin. Hemos conseguido el objetivo de realizar todas las filmaciones, aquí en Haití, para el documental “Leo a la vida”. Parte fundamental del proyecto. Llegamos casi al final de la producción y nos espera, en adelante, todo un camino arduo: la postproducción, promoción y difusión.

Aquí en Haití, la experiencia no ha podido ser mejor. Además de realizar nuestro trabajo, hemos podido conocer un poco la singularidad de este hermoso país, hacer buenas amistades con las haitianas y haitianos, y como no, nos llevamos en nuestro corazón el haber compartido con nuestras hermanas y hermanos del equipo de la Brigada Educativa Cubana, que son ya para nosotras como de nuestra familia, todo el trabajo y los buenos momentos vivido juntas.

Hoy nos ha invitado el Embajador de Cuba en Haití, el Sr. Luís Castillo, a visitarlo en su mismo despacho de la embajada, para preocuparse por la realización de nuestro trabajo y nuestra estancia en Haití. Un gesto que le honra y que hemos querido agradecerle haciéndole entrega de un ejemplar del libro “De América soy hijo...”, escrito por nuestra querida Leonela Relys y que editó La Guerrilla Comunicacional.




El Sr. Castillo nos ha dedicado dos intensas horas de conversatorio, donde hemos podido comprobar su alto nivel de conocimiento en geopolítica internacional, así como, su interés por el desarrollo del proceso de independencia que Catalunya está llevando a cabo. Para nosotras, es el tipo de reunión donde una sale con el convencimiento de haber aprendido más de política internacional que en una clase magistral en la universidad. Pero, ante todo, salimos de la embajada agradecidas de la preocupación de una persona por nosotras y nuestro humilde trabajo.




Después de la visita a la embajada, nuestra familia cubana nos tenía preparada una cena espectacular, música y bailoteo, clases de bailes para sordas de pie como yo, risas, anécdotas, en definitiva, una despedida llena de amor, de amor sin condición, típico de las cubanas y cubanos, por que son así, amor y revolución.




Un pequeño detalle. Cuando estábamos en la casa residencia de la Brigada Educativa Cubana ha entrado un pajarillo chiquitito, que parecía no saber salir de la casa. El compañero Dayán lo ha agarrado con cariño y lo ha dejado volar libremente, sin temer a chocar con ningún cristal. En ese momento, Lola me ha comentado: “Estoy segura que ese pajarillo era Leonela, que ha querido estar hoy aquí con todas nosotras”. (Sin comentarios).

Nos vamos de Haití alegres por una experiencia excepcional. Mañana, cuando el avión levante el vuelo y empezemos a dislumbrar de nuevo todo el relieve de este pequeño país, grabaremos en nuestra retina todo ese paisaje, en nuestra mente lo vivido y en nuestro corazón a las haitianas y haitianos, a los cubanos y cubanas. 

Nou pwal wè byento, paske pi bonè ke pi ta, chemen nou an ap rankontre ankò.



Julio SuárezDiario de rodaje en Haití han sido unos textos que no tenían más pretensión que el informar de nuestro trabajo de filmación del documental "Leo a la vida", en este país y comentar alguna singularidad de este hermoso país.







jueves, 23 de marzo de 2017

DIARIO DE RODAJE EN HAITÍ - Capítulo 5


Estos últimos días el ritmo de trabajo ha sido muy intenso. Viajamos a provincias, más concretamente al Districto de Jacmel. Allí visitamos un punto de alfabetización, en la comunidad de Lavanno, donde realizamos la filmación de dos entrevistas e imágenes de recursos.




Me llevé la grata sorpresa de que las dos mujeres entrevistadas, una facilitadora y una mujer letrada a través del método “We, mwen kapab” (Yo, sí puedo en Creol), contestaron muy bien a las preguntas, con una seguridad que no había detectado en las entrevistas de Nicaragua y Venezuela. La Sra. Lorantha Jean Louise, mujer campesina de facciones muy marcadas, me agradó su saber estar sin tener ninguna pena por colocarse delante de una cámara. La observaba, mientras respondía a las preguntas, intentando imaginarme su vida. Y me alegraba por ella, aunque ya en una edad avanzada, había conseguido aprender a leer y a escribir.




Por el camino a Jacmel, hemos descubierto un Haití que no me esperaba. No sé por qué pero siempre tendemos a imaginarnos las cosas como no son y, al final, siempre la realidad, te supera. Haití es muy montañoso y sorprende ver como en las laderas de las montañas, de grandes y empinadas pendientes, las haitianas y haitianos trabajan la tierra. 




Hoy hemos vuelto a trabajar en Petionville. Nos faltaban dos entrevistas, más sus imágenes de recurso, para acabar todo el rodaje. Y así ha sido. Tenemos todo el rodaje realizado y no podemos estar más contentas. El trabajo de apoyo de la Brigada Educativa Cubana ha sido primordial. No sólo nos han dado apoyo, han trabajado con nosotros en la producción, nos han acompañado en todas las circunstancias y han sido una compañía inmejorable. Ellas nos comentaban el otro día que los haitianos tienen el ser serviciales como un rasgo innato. Y nosotras, hemos comprobado una vez más que, los cubanos y las cubanas, tienen el carácter solidario de forma natural, propio.




Hemos acabado el rodaje y aún nos sobra un día, el cual dedicaremos a realizar una visita al Embajador de Cuba en Haití, Sr. Luís Castillo que, muy amablemente, nos ha invitado a su despacho para conocernos y preocuparse por nuestro trabajo y estancia en Haití. Después, como no podía ser de otra manera, compartiremos el poco tiempo que nos queda con las compañeras y compañeros cubanos y haitianos.

A modo de reflexión, ya que no tengo los argumentos necesarios por el poco tiempo que hemos estado aquí, me gustaría comentar algunas consideraciones que bailan por mi cabeza en referencia a este país: 

Me he informado de que existen en este país más de quinientas ONG's. ¿Qué hacen? En Haití no existe el agua potable. No existe alcantarillado ni gestión alguna de los residuos. Tienen un problema grave de salubridad. En las últimas elecciones se presentaron más de cincuenta partidos diferentes, ¿de verdad que había más de cincuenta propuestas y programas electorales diferentes? El caos vial es patente. Observo varias casas, enormes, inmensas, con más de ocho habitaciones, justo al lado de una ladera llena de pequeñas viviendas con el techo de zinc, sin luz y sin agua. Hay haitianas y haitianos que no comen o comen una vez al día, mientras UNICEF realiza una convención en un hotel de la ciudad, con buenos banquetes para los invitados internacionales. Hay niñas y niños que recorren algunos kilómetros para llegar a la escuela, otros llegan en Audi, Porsche y Mercedes. La sanidad es un 85% privada. La gran mayoría de haitianas envían a sus hijos a la escuela más cercana posible, la minoría los envían a estudiar a los EEUU. La gran mayoría va a pie,  otra mayoría inferior en pequeños vehículos adaptados para transportar gente y la minoría van armados en su propio gran vehículo. La religión y sus empresas están por todas partes, pero ni dios obra milagro alguno aquí. 

Sin embargo, hay una cosa de las haitianas y haitianos que no puedo dejar de admirar: su sonrisa.



Julio SuárezDiario de rodaje en Haití es un texto que no tiene más pretensión que el informar de nuestro trabajo de filmación del documental "Leo a la vida", en este país y algunos comentarios respecto a su situación actual.



lunes, 20 de marzo de 2017

DIARIO DE RODAJE EN HAITÍ - Capítulo 4


Ayer domingo tuvimos, como suelen decir los cubanos, “una completa”. Un día intenso de trabajo, ya que para poder viajar a provincias los próximos días, habíamos concentrado en una única jornada el grupo principal de entrevistas en Puerto Príncipe. Ya desde buena mañana empezamos con las entrevistas. La primera persona fue el Sr. Frantz Grandoit, profesor universitario y lingüista. Fue la persona encargada en adaptar el “Yo, sí puedo” a la cultura “Creol”. A continuación realizamos la entrevista a Gregory Calixte, Director del departamento de lenguas de la Secretaría de Estado para la Alfabetización (SEA). Las dos entrevistas resultaron ser muy interesantes y emocionales.




Después, nos tuvimos que desplazar a la zona sur de Puerto Príncipe. Lo que pudiera ser una cosa fácil aquí no lo es. Cruzar esta ciudad lleva su tiempo, ya que como os comenté el caos circulatorio es increíble en esta ciudad.

Llegamos a una escuelita donde Madame Guiteau (Ex-Secretaria de Estado para la Alfabetización) es la directora actual. La Sra. Guiteau fue muy amiga de Leonela, trabajaron juntas en el proceso de alfabetización por radio y la implantación del método “Yo, sí puedo”. Justo después entrevistamos a Madame Colas, Secretaria de la SEA. También, dos entrevistas emocionantes que, estoy segura de ello, llenarán de argumentos el documental. 




En todas las entrevistas pudimos comprobar la huella tan profunda que aquí dejó Leonela. Leo era una persona muy querida, no solo por su labor pedagógica, sino por su humanidad también. Gregory nos comentó una anécdota. Él tiene desde hace muchos años un problema de visión. En un encuentro que tuvo Leonela con el Presidente de la República en aquellos momentos, el Sr. Preval, ella le comentó, muy seriamente, que si no mandaban a Gregory a Cuba para tratarse el problema de visión ella anulaba el proceso de alfabetización en Haití. Y el presidente Preval así lo hizo. Gregory nos explicaba este detalle humano de Leonela en la entrevista con una retenida emoción. En el ambiente de la sala donde estábamos se palpaba la emotividad. 




Todo este trabajo de filmación, escrito aquí de forma rápida y resumida, nos llevó hasta pasadas las cinco de la tarde. Después vino la relajación y nos dirigimos de vuelta al norte de la ciudad, hacia Kencoff, población donde reside Madame Brutus, la cual nos había invitado a su casa para deleitarnos con una jugosa comida haitiana.

Mi tristeza al haberme enterado de la derrota del Girona contra el Cádiz, fue rápidamente consolada por la alegría de las haitianas y haitianos que, junto a las cubanas y cubanos que comparten el trabajo con nosotras, nos lo hicieron pasar de lo mejor. 




Haití tiene mucho por mejorar, por hacer. Es un país caótico. Son muchas adversidades a las que han tenido que hacer frente y de ahí ese caos. Pero creo que hay buena base. El pueblo haitiano tiene buen corazón y sentimientos, luchador y alegre. Sólo necesitan encontrar un buen gobierno que no se deje influenciar por los vecinos de arriba para poder encaminar hacia buen puerto este lindo país.

Me comentaban ayer que el haitiano tiene tres prioridades: la comida, el dinero y la política. La comida ha quedado marcada dentro de ellos por las catástrofes que han tenido que superar. El dinero por la mala influencia norteamericana. Y la política..., ¡siempre están hablando y discutiendo de política!, aunque ese interés no sea respondido después por los gobernantes, que aprovechan la entrada en los organismos gubernamentales para enriquecerse particularmente. “Por eso, -me comentaba Gregory-, es tan importante la alfabetización en este país. No sólo el analfabetismo convencional sino el político también. Yo le respondí: “...pues cuando quieras te hablo del analfabetismo político en España, aunque necesitaría estar un mes más aquí y aún así...!


Julio SuárezDiario de rodaje en Haití es un texto que no tiene más pretensión que el informar de nuestro trabajo de filmación del documental "Leo a la vida", en este país y algunos comentarios respecto a su situación actual.


domingo, 19 de marzo de 2017

DIARIO DE RODAJE EN HAITÍ - Capítulo 3


Amanece un nuevo día en Puerto Príncipe y andaba yo pensando en el el lugar del rodaje de hoy. Madamme Brutus, Secretaria de Estado para la Alfabetización en Haití había elegido personalmente el sitio: Fort Jacques, en Pétioville.

El lugar es una de las fortificaciones de sistema defensivo encargado por el emperador Jean-Jacques Dessalines para impedir el regreso de los franceses después de la independencia de la isla de Haití, allá por el 1804. Hoy en día sirve de lugar merendero para las haitianas y haitianos, que suben hasta aquí con su puerco asado, viandas y bebidas dispuestos a disfrutar de un día de campo.




Como indicaba anteriormente, pensaba en el lugar y deseaba que no hubiera complicaciones, ya que los exteriores, para una entrevista, siempre suelen dar sorpresas. Preparaba el material y comprobaba los micros. La ventaja que teníamos era que Madamme Brutus posee una voz con un timbre grave y fuerte, eso era bueno porque nos permitía trabajar con unos índices de volumen bajo.

Los compañeros cubanos llegaron a la hora, con ellos un personaje muy especial, Paul, el chófer haitiano de la Brigada Educativa Cubana. Lleva trabajando con ellos desde que está aquí la brigada y tuvo una relación muy amistosa con Leonela. Tuvimos que esperar la llegada de Gregory Calixte, miembro de la Secretaría de Estado para la Alfabetización, que también nos acompañaría a la entrevista.

Cuando llegó Gregory salimos todos en dirección a Fort Jacques. Solo iniciar el camino e introducirnos por las calles de Puerto Príncipe y, a continuación Pétionville, nos damos cuenta que aquí hemos descubierto otro tipo de analfabetismo: el analfabetismo vial. ¡Vaya desastre!, el que no te adelanta por la izquierda te adelanta por la derecha. Uno que se para en mitad de la calle a comprar fruta en la parada situada en el arcén. Otro que se da la vuelta en medio de la vía paralizando la circulación. ¡Madre mía!¡Esto es anarquía vial, pura y dura!

Entre tanto viacrucis seguimos subiendo Pétionville arriba. Los laterales de las calles están inundados por pequeños tenderetes de verduras, frutas, carnes y todo tipo de productos. Sorprende la extraña relación entre la belleza de la flora y la suciedad acumulada. Y, a medida que vamos subiendo, vamos observando edificaciones de más calidad, algunas exageradamente grandes. Nos comenta Jorge, el jefe de la brigada cubana, que la desigualdad en Haití está muy marcada.




De camino se añadiría al grupo Madamme Brutus y su familia.

Llegamos a Fort Jacques. Encontramos gente que ha venido a pasar el día, ya que este lugar, como he escrito antes, sirve de merendero, pero observo lo mismo que nos hemos encontrado por el camino, bastante suciedad. Y es una lástima por que el lugar es muy lindo, con una fortificación toda de piedra rodeada de un bello bosque de pinos. Como estaba centrado en el tema de la filmación dejé para más tarde preguntar por el tema de la suciedad. 

Encontramos un lugar tranquilo y situamos todo el set de rodaje. La filmación de la entrevista resultó fenomenal, todo y tener un pequeño altercado a mitad de ella. Se habían presentado un grupo de tres hombres que cuidan por la seguridad del lugar y pedían dinero por estar allí filmando. Madamme Brutus se ha enfadado y casi se los come, ¡vaya genio el de esta mujer!. Al final no ha pasado nada, pero parece ser que aquí cuando ven a unos blanquitos con cámaras pues intentan aprovecharse y cobrarte por estar usando un “espacio público”. El ingenio de la gente de la calle que, como en cualquier lugar del mundo, buscan el medio de sacar un “extra”. 




Le pregunto a la cubana Elisa sobre el enfado de la Sra. Brutus. Y me comenta: “sobre todo le enfada que tienen que vigilar por la seguridad del lugar y mira como está todo, sólo les interesa sacar algunos dólares de esa forma”. Pensé que mi reflexión anterior ya estaba respondida, no haría falta preguntar por el tema de la suciedad. 

Bueno, con anécdotas incluidas, terminamos el primer día de rodaje. Mañana domingo nos toca realizar cuatro entrevistas. Aunque estaremos totalmente concentrados en la labor, no podré remediar tener una pequeñísima parte coaxial de mi cerebro en el partido del Girona F.C. contra el Cádiz en Montilivi. Con el sueño de subir a primera división a tocar. Lo siento, no lo puedo remediar, como todas las locas, yo tengo mi locura personal.


Julio SuárezDiario de rodaje en Haití es un texto que no tiene más pretensión que el informar de nuestro trabajo de filmación del documental "Leo a la vida", en este país y algunos comentarios respecto a su situación actual.





sábado, 18 de marzo de 2017

DIARIO DE RODAJE EN HAITÍ - Capítulo 2


A las diez de la mañana en punto aparecía Jorge Despaigne, jefe de la Brigada Educativa Cubana en Haití, junto a la compañera Elisa y Samil, miembros de la citada brigada. La cita que teníamos con ellos era para realizar la planificación del trabajo de filmación del documental LEO A LA VIDA aquí en Haití. Más tarde llegará el compañero Frantz Grandoit, miembro de la Secretaría de Estado para la Alfabetización (SEA) en dicho país.

Pedimos un cafecito para iniciar la conversación y el trabajo de organización. Desde el primer momento hemos comprobado el buen recibimiento que ha tenido aquí la idea de hacer un documental sobre Leonela Relys. Y nos hemos sentidos muy contentos al ver la excelente predisposición de todas para ayudarnos a que todo el trabajo se pueda realizar.

Tengo que pararme aquí unos segundos para comentar que, en todos los lugares que hemos realizado la filmación de este documental, la predisposición ha sido excelente, Cuba, Nicaragua, Venezuela, Barcelona y sin olvidarnos de nuestra querida Santa Eugènia de Ter, en esa tarde maravillosa del 15 de enero que estuvimos con las vecinas y vecinos en el emblemático Ateneu Eugenienc, donde consiguieron algo sumamente difícil, hacer fácil y ameno un rodaje fílmico. Los compañeros Ramón Macaya y Sebas Parra se merecen un monumento por la organización de aquel día. Y no nos olvidarnos de ninguna de las personas que asistieron.

Volviendo a Haití.  La reunión ha resultado de lo más productiva, pero el grupo, sin estar del todo contentos, nos hemos dirigido al edificio de la misma SEA, ha compartir la planificación con la misma Secretaría de Estado para la Alfabetización. Allí nos han recibido con los brazos abiertos. Todas acordándose mucho de Leonela Relys. Y hemos comprobado la enorme huella que aquí dejó Leo.




La misma Secretaria de Estado para la Alfabetización, la Sra. Paulna Brutus, nos atendía enseguida. Abierta, placentera y con una fuerza en sus palabras descomunal, se ha puesto manos a la obra, codo con codo, con todo el resto del equipo. Eligiendo lugares de rodaje, calendario y horarios. La verdad es que no estaba preparada para percibir todo este derroche de energía solidaria, acostumbrada más a recibir, como es de costumbre, los ritmos tranquilos y caribeños pero con amor, donde todo se ralentiza un poquito y que a veces nos va tan bien a nuestro sistema nervioso europeo.

Pero es que el resultado final no ha podido ser mejor. Tenemos la programación de la filmación en Haití organizada hasta el más mínimo detalle. Donde, además de realizar las entrevistas aquí en Puerto Príncipe, viajaremos a provincias para conocer puntos de alfabetización, entrevistar a las haitianas alfabetizadas con el método "Yo, sí puedo" y las iletradas en proceso de alfabetización. Viviremos el día a día de trabajo de la Brigada Educativa Cubana y, como no, compartiremos con el pueblo haitiano sus alegrías y sus dificultades.




¡Qué gran primer día de trabajo! Creo sinceramente que Haití nos va a dejar huella. Ya nos lo decía Leonela: “...ese pueblo es maravilloso, 。yo amo a los haitianos!" Sólo en este primer día vamos confirmando esas palabras. Compruebo en sus miradas, en sus palabras que son gentes admirables. No les pesan las catástrofes que han tenido que soportar, o tener esa alimaña de Norteamericanos justo encima de ellos, o ser uno de los países más pobres del mundo, para nada, su amabilidad salta la vista y comparten contigo lo poquito que tienen. Y si no tienen nada (material) que compartir, siempre tienen una sonrisa que regalarte, que por cierto tiene más valor que cualquier materialismo. 


Julio SuárezDiario de rodaje en Haití es un texto que no tiene más pretensión que el informar de nuestro trabajo de filmación del documental "Leo a la vida", en este país y algunos comentarios respecto a su situación actual.


viernes, 17 de marzo de 2017

DIARIO DE RODAJE EN HAITÍ - Capítulo 1


Amanece en Puerto Príncipe, Haití. Salen los primeros rayos de sol y se empieza a vislumbrar las primeras casitas, los árboles, las calles, etc. Ayer por la tarde llegamos cansadas de tantas horas de vuelos y conexiones. ¡Qué difícil es llegar a Haití!. Pensaba en ello justamente. Llegar a países del primer mundo es fácil y directo. Llegar a un país pobre y maltratado como este es sumamente difícil, se deben realizar varias escalas, como si alguien tuviera la intención de frenar que llegue gente, como si no quisieran que fueras.




Pero al fin estamos aquí, último lugar de rodaje del documental “LEO A LA VIDA”. Haití nos recibió con una suave lluvia. Lola, la jefa de producción me comentó: “¿Te das cuenta que a todos los lugares que hemos ido, para realizar el rodaje de este documental, siempre el primer día que llegamos llueve?. Parece como si Leo, desde donde esté...” justo en ese punto se le quiebra la voz recordando a Leo. No me queda más remedio que ponerle el brazo por encima del hombro y confirmarle la casualidad. 

Nos acompañó desde el aeropuerto hasta la ciudad un joven haitiano, llamado Dominique. No muy hablador, pero atento, amable y un chófer de primera. Lo primero con lo que te encuentras al llegar a Puerto Príncipe es el caos circulatorio de esta ciudad. ¿Puede ser un reflejo del mismo estado que el resto del país?, aún no lo sé pero espero que no, que solo sea por la mala organización de calles, avenidas y carreteras que parecen hechas a golpe de catástrofe natural. 

Dominique nos preguntó que de donde éramos. Después de intentar explicar, por todos los medios, donde se encontraba Santa Eugènia de Ter (Girona), acabé diciéndole que veníamos de Catalunya. De repente se le encendió la mirada y dijo: “¡Barça!”, yo a regañadientes,  le dije que sí, que éramos del país donde está el Barça, pero que el año que viene se puede ir preparando porque el Girona le dará algún disgusto. Claro, Dominique, pues no sabía de que le hablaba. Le dije que ya le explicaría, ya que justo en ese momento estábamos llegando al hospedaje.

Desde el aeropuerto hasta el hostal, con los colores del atardecer y las primeras sombras de la noche, la primera sensación que tuve era que aún hay mucho por hacer, mucho cemento, mucha construcción o, mejor escrito, mucha reconstrucción. Pero, sin prisa. 

Y del color triste de todas las casitas de cemento, pasamos al color alegre de las vestimentas de las haitianas y haitianos, de su griterío y de su alegría. Justo pasábamos por un lugar donde se celebraba un evento y allí los vimos. Con sus mejores vestidos de todos los colores, entusiasmados, con esa sonrisa encendida por una dentadura blanca y jovial. Me alegró verlos así, porque como me decía Leo, esa es la esencia del haitiano, la alegría, como buenos caribeños.

Y aquí estoy, plantado delante de una ventana viendo amanecer en Puerto Príncipe, pensando y reflexionando. Mientras, los primeros rayos de sol empiezan a dibujarme la silueta de esta ciudad. Un nuevo día cargado de nuevas expectativas. Nosotras, hoy reunión de trabajo con las que nos ayudarán en la producción del rodaje, el compañero Frantz Grandoit y el compañero Jorge Despaigne. Os seguiré informando.


Julio Suárez. Diario de rodaje en Haití es un texto que no tiene más pretensión que el informar de nuestro trabajo de filmación del documental "Leo a la vida", en este país y algunos comentarios respecto a su situación actual.

viernes, 24 de febrero de 2017

¡Y van 27!

En celebració del 27 Aniversari de la Associació d’Educació Popular Carlos Fonseca Amador de Nicaragua



27 años completitos. Día y noche. Sábados y domingos. Sin descanso ni para tomar impulso. Sin bajar la guardia. A las duras y a las maduras. Sorteando zancadillas, celos y egoísmos. Cruzando ríos, grandes torrentadas y fangos, aguantando hambre, llegando al último caserío y rincón de la montaña. Y bien felices siempre. Dueños de toda la felicidad del mundo por darlo todo sin pedir nada a cambio.

27 años de puro sandinismo militante. De sandinismo de acero. Rojo y negro siempre. De ¡Patria o muerte! ¡Venceremos!. Recogiendo orgullosos la herencia de Sandino, de Carlos Fonseca, de Tomás Borge y de todos y cada uno de los Héroes y Mártires de la Revolución Popular Sandinista. De fidelidad inquebrantable a los principios. De rectitud, honradez y coherencia personal y colectiva. Y la práctica siempre preñada de Amor al pueblo y de Solidaridad internacionalista. 




27 años de lucha contra la oscurana. Más que alfabetizando. Enseñando a leer y escribir la Palabra y el Mundo. Educando la esperanza. Preservando la memoria y el modelo nacido hace ya 37 años con la Cruzada Nacional de Alfabetización. Llegando donde nadie llega. A los cuatro puntos cardinales de la Patria. A las comunidades indígenas que la hicieron grande. Enseñando y aprendiendo. Enamorando siempre. Siempre enamorados.  

27 años de verdadera Educación Popular. De Pedagogía del Amor transformadora. De participación y movilización popular. De sabiduría didáctica. De creer de verdad en la juventud, en su capacidad de cambiar el mundo. De andar siempre siempre pegados al pueblo. De  ser pura guerrilla cultural. De hacer de la Alfabetización Revolución y de la Revolución Alfabetización. Haciendo siempre, como hace 37 años, de la cartilla el machete y levantando barricadas de cuadernos y pizarras. 




27 años de ejemplo pedagógico revolucionario. De la educación de verdad. De la Educación con sueños. De la que no vive en el escritorio. De la que nace del fango y se hace pueblo para educar y salvar al pueblo. Demostrando que sí se puede. Reclamando que toda persona tiene derecho a la educación, tenga la edad y el color de piel que tenga, piense como piense y crea en el Dios que crea.  Defendiéndolo con hechos más que con palabras. Y luchando a muerte por una Nicaragua culta y alfabetizada.

27 años de victorias. De victorias pedagógicas, de victorias morales. De victorias políticas también. La inminente Declaración de la Nicaragua Indígena Territorio Libre de Analfabetismo puede ser un buen ejemplo. Pero sobre todo de esas humanas victorias que resultan de tocar el corazón de los pueblos, y el singular de cada uno de nosotros, para recordarnos los versos finales del poema de Tomás Borge:  

Ordeno
la reencarnación de la utopía 
La recuperación de la memoria
Fuego rasante
contra la resignación

Ordeno
es decir ruego
que este país donde se terminó el susurro
sea la República donde los caramelos
persigan a los niños


27 años caminando juntos. Soñando juntos. Desde aquella brigada catalana que vio nacer la Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca Amador hasta hoy. Desde los primeros fundadores de la Casa de Nicaragua de Barcelona, los Jaume Botey, Miquel Soler Roca, José María Valverde, que apoyaron sin reservas a la AEPCFA, hasta hoy. Alcaldías, organismos, brigadistas y cooperantes caminando juntos hasta hoy. Haciendo posible El sueño que fue.




Y recordando estos 27 años no podíamos dejar pasar la ocasión para hacerles llegar un abrazo fuerte, fraternal y revolucionario desde Girona, Cataluña, que seguro que envuelve y transporta también todo el afecto sembrado en esta tierra y en muchas otras más lejanas. 

Felicidades por estos 27 años

Felicidades Maestro Pineda. 
Felicidades Equipo de la Fonseca, felicidades Eveling, Adrián, Memo. 
Felicidades Jóvenes llamados a multiplicar en el futuro las Fonsecas y las conciencias.
Felicidades colaboradores fieles, amigas y amigos de la Asociación, que han dado, dan y darán aliento, calor y ternura a la Alfabetización.
Felicidades a todas y todos ustedes que hoy se hicieron presentes para hacer memoria y seguir luchando por una Patria y por un mundo alfabetizado y mejor.
Y felicidades a ese pueblo ejemplar victorioso en la lucha contra el analfabetismo que ha escrito una linda página en la Historia Mundial de la Educación Popular.




Felicidades y gracias a la vida que nos ha dado tanto y que, como nos recuerda Violeta Parra, nos regaló el sonido y el abecedario que me permiten compartir con ustedes este momento.  

Salut!

Sebas Parra, en nombre de la AEPCFA-Girona, Cataluña
Girona, 26 de febrero del 2017