lunes, 14 de octubre de 2019

COMUNICAT / COMUNICADO


Des de La Guerrilla Comunicacional rebutgem la injusta sentencia condemnatòria contra les persones encausades arran del referèndum l'1 d'octubre del 2017 i considerem que les penes de presó d'entre 13 i 9 anys per haver exercit drets fonamentals, recollits als Pactes Internacionals de Drets Humans (Resolució 2200A – 1966), marquen un barem judicial molt greu que vulnera les llibertats personals i col·lectives.

Considerem que a l’estat espanyol ens trobem immersos en una onada repressiva i de criminalització de la protesta civil generalitzada que va més enllà del “Procés” i afecta a activistes i a moviments socials d’altres tendències i territoris. 

La llibertat d’expressió i de manifestació son drets bàsics als que no podem renunciar, igual que no podem deixar de lluitar pel dret a viure una vida digne de ser viscuda. Per això, La Guerrilla Comunicacional mostrem el nostre rebuig a aquestes agressions. Ahir, avui i demà ens veiem als carrers. 

La Guerrilla Comunicacional


Desde La Guerrilla Comunicacional rechazamos la injusta sentencia condenatoria contra las personas encausadas a raíz del referéndum el 1 de octubre del 2017 y consideramos que las penas de prisión de entre 13 y 9 años por haber ejercido derechos fundamentales, recogidos en los Pactos Internacionales de Derechos humanos (Resolución 2200A - 1966), marcan un baremo judicial muy grave que vulnera las libertades personales y colectivas.

Consideramos que en el estado español nos encontramos inmersos en una ola represiva y de criminalización de la protesta civil generalizada que va más allá del "Proceso" y afecta a activistas y a movimientos sociales de otras tendencias y territorios.

La libertad de expresión y de manifestación son derechos básicos a los que no podemos renunciar, al igual que no podemos dejar de luchar por el derecho a vivir una vida digna de ser vivida. Por ello, La Guerrilla Comunicacional mostramos nuestro rechazo a estas agresiones. Ayer, hoy y mañana nos vemos en las calles.

La Guerrilla Comunicacional

lunes, 7 de octubre de 2019

NUEVOS LENGUAJES, NUEVAS MENTIRAS, NUEVOS RETOS



Dicen que vivimos en la era de la información pero creo que tal creencia responde a una evidente falacia. La utilización interesada de la información ha existido siempre. Platón (427-347 a.c.) ya nos iluminó con la alegoría de la caverna para explicar por qué la mentira impacta tanto en la vida del ser humano. La información siempre ha sido la gran herramienta para dirigir los hilos de la sociedad en beneficio de los intereses de ciertas élites y en contra de la mano de obra que mueve el mundo. Imperios, reinados, gobiernos, curias… han utilizado esta arma de poder sobre los pueblos, han creado múltiples irrealidades y han sobrevivido gracias a la mentira. Como propaganda, mentira multiplicada o creación de otra realidad, pero siempre con el mismo interés: hacernos creer lo que no es.


El mito de la caverna de Platón.


Pero que el ser humano se instale sobre la mentira, que se desarrolle en base a irrealidades, implica el suicidio de su inteligencia. La verdad y su análisis es lo que hace crecer a las personas, está presente en el progreso de la historia y señala el camino a recorrer por la especie humana. Por ello, por las mentiras impuestas y las luchas por la verdad, han existido las revoluciones.

Como herramienta militar, en octubre de 1969, arrancaba el primer nodo de la red de Internet. Pero es a partir del 1983 cuando se produce su nacimiento promovido por el capitalismo para intereses comerciales. Aunque el invento se les fue de las manos pues no contaron que la información quedaba a expensas de toda persona que tuviera acceso. Los grandes medios desinformaban y los internautas, inmediatamente, contrastaban la información, la cuestionaban y mostraban la verdad. ¡Boom! En todas las narices. Pero los dueños del mundo no iban a permitirlo y han ido creando todas las herramientas necesarias para volver a la anormalidad. Surgieron los dispositivos para seguir creando falsedades o fake news y los medios de comunicación se adaptaron a la nueva vorágine, creando sus medios digitales. 


Fake news (noticias falsas). Armas de la desinformación.

Y aquí estamos, con todo este guirigay de los Facebook, Twitter, Instagram, Whatssap, Messenger, Tumblr, Snapchat, Pinterest, Youtube, QQ, Linkedin, Google+, Sina Weibo, Reddit, etc, etc. Y muchos que entran en todo esto y más, en depresión intelectual y sin tiempo para relacionarse, entran en Tinder, Edarling, Meetic, Ourtime, Solteros con nivel, etc. a buscar su media naranja. Un ejemplo entre muchos otros de todo un despropósito y cataclismo social y humano.

Por el camino de este desasosiego, nos encontramos con la llamada brecha digital, separación que existe entre las personas que utilizan las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y aquellas que no tienen acceso a las mismas o que, por su analfabetismo digital, aunque las tengan, no saben cómo utilizarlas.




Estos nuevos lenguajes, enmarcados en cambios culturales de gran envergadura, están aquí para quedarse. Este es, pues, el nuevo campo de batalla para luchar por la verdad. Y las que seguimos insistiendo en hacer de este mundo uno mejor e igualitario, no nos queda otro remedio que adaptarnos, lo justo y necesario, tampoco hay que hacerse socio de toda esta secta, para defender los mensajes de sensibilización contra el analfabetismo político.

Tenemos primero que identificar las características de estos nuevos lenguajes entre las que destacan algunas como: la inmediatez, las imágenes y el diseño. 

La inmediatez es un arma de doble filo. Ayuda a informar antes, sí, pero ser rápidos y llegar los primeros no es más importante que llegar con la información adecuada, contrastada y real de lo que quieres comunicar. Ya lo decían nuestras abuelas: lento pero seguro. 

Las imágenes han ido tomado una relevancia de primera magnitud. Por su fácil creación, manipulación y difusión. Hoy, hacer una fotografía o un vídeo y enviarlo es más rápido que llamar por teléfono. Pero volvemos al error de la inmediatez. Hacer una foto o un vídeo requiere saber, como mínimo, donde situar el foco y realizar bien el encuadre. Y eso requiere su tiempo de análisis para mostrar en esas imágenes la pura realidad.




Y por último, el diseño. No es que tengamos que informar de forma atractiva, elegante y moderna. Eso no será importante para hacer llegar la información a más personas. Hay que diseñar con la intención de hacerlo fácil, práctico y clarividente, por que eso es lo que busca el público de las TIC.

Entonces, podríamos preguntarnos, ¿qué intenciones hay en todas estas nuevas tecnologías, en estos nuevos lenguajes? Desde mi humilde punto de vista, basado en la práctica y vivencias en carne propia, la respuesta es esta: no quieren que pienses. Todo está ideado para que no tengas que hacer ni pensar nada, puro entretenimiento. Además, si lo dice la televisión...las TIC o el Tinder, es que es verdad. 

Y no, no es así, la verdad existe dentro de ti.

Sin renunciar al progreso hay que volver a la reflexión, al sosiego que da el análisis, cuestionando de entrada toda información y pensando el por qué. Así descubrirás tu verdad, no la que te dicen o intentan inculcar. Fomenta tu curiosidad, hazte preguntas, compártelas con tus amistades o con aquellas personas que quieren compartir. Disfruta y defiende la naturaleza, no hay más verdad que esa. Hunde tus pies desnudos en la hierba fresca de la montaña o en la arena junto al mar y goza con esa sensación. Solidariza la información y comparte emociones. Una buena conversación sin prejuicios es la clase más intelectual que te ofrecen las relaciones. Abre un libro y tu mente, y, letra a letra, palabra a palabra, frase a frase, el tiempo se detendrá sin darte cuenta. Y entra en una sala de cine, deja que la oscuridad te ahuyente de las irrealidades externas y encuentres respuestas en las historias de otras historias. En definitiva, no des nada por hecho, constrúyelo tu. Porqué sólo seremos personas siendo sujetos críticos y transformadores de la Historia.

Julio Suárez 
La Guerrilla Comunicacional



jueves, 3 de octubre de 2019

A PROPÓSITO DEL "BELLA CIAO"


Paradojas de la vida. Pero sobre todo, paradojas “ideológicas” de la vida. Me explicaré......

Servidor de ustedes dedica una parte de su tiempo libre a amenizar determinados actos  y celebraciones con una selección musical destinada a divertir y hacer bailar a la audiencia. Vamos, lo que vendríamos a denominar hacer de PD (Pincha Discos, porque el término DJ no se ajusta exactamente a mi actividad musical). El hecho diferencial de mis “sesiones” musicales se basa en dotar a estas de un contenido ideológico muy claro. Canciones con contenido feminista, combativo y, digámoslo así, revolucionario. 


Pinchadiscos en acción


Uno de los temas que siempre incluyo en mis selecciones musicales es una versión muy energética y alocada de la ya famosa “Bella Ciao”, a cargo del gran Goran Bregovic. Para mi sorpresa, es una de las canciones que más respuesta positiva produce en el público. Hace poco, más de 300 personas corearon este himno partisano y pensé : “Caramba, lo hemos conseguido..... que tanta gente coree una canción con tanta simbología ideológica es buena señal ¿no?..... la revolución se acerca.... ahora ya sí ¿no?”.


Pero como decía mi abuelo: “que poco dura la alegría en casa del pobre”. Poco después de acabar la fiesta, mucha gente se acercó a felicitarme y la mayoría comentaron el momento mágico creado por esa canción. Estaba a punto de levantar mi puño de marxista de base cuando lo que oí me dejó helado: “Que puntazo que hayas puesto la canción de “La Casa de Papel”. Ups....... ¿cómooooo?.

“La Casa de Papel” es una exitosa serie de televisión donde los protagonistas cantan Bella Ciao en uno de los capítulos. Resulta que la mayoría de la gente que coreó las estrofas de la canción creía que se había compuesto para la serie y no tenían ni idea de que fuera un himno antifascista.


Protagonistas de La Casa de Papel, serie de Vancouver Media


Bella Ciao es realmente un canto popular italiano del siglo XIX de las trabajadoras de los arrozales, si bien su popularidad se debe a que fue adoptado, con otra letra, por los partisanos, grupos resistentes contra el fascismo y el nazismo. Su difusión durante la Resistencia está documentada y parece circunscribirse sobre todo en la región de Emilia entre los Apeninos boloñeses y las zonas de la república partisana de Montefiorino.

La popularidad de “Bella Ciao” comenzó a mitad del siglo XX, aprovechando los numerosos Festivales mundiales de las juventudes comunistas que tuvieron lugar en varias ciudades como Berlín, Praga o Viena, donde la canción fue cantada por los delegados italianos y posteriormente fue traducida a los idiomas de los delegados de otros países. Alcanza su máxima difusión a partir de las manifestaciones obreras y estudiantiles de 1968, y varios autores conocidos, como Yves Montand o, posteriormente Banda Bassotti, la graban en disco.


Los partisanos italianos fueron clave para derrocar a Mussolini


Y aquí viene la paradoja. ¿Hemos de estar contentos que “Bella Ciao”, himno antifascista que tiene un sentido ideológico muy claro, sea conocido multitudinariamente, perdiendo su carga política y sea difuminado por el sistema, o hemos de devolverle su verdadero sentido y recolocarla en su hábitat natural, el de la lucha y la disidencia?. Personalmente, soy partidario de la segunda opción, por respeto a los que sufrieron y lucharon para liberarnos del yugo del fascismo. Quizá sólo nos queda explicar una y otra vez el auténtico sentido de la canción, para que la gente tome consciencia de su valor ideológico y que sepan realmente lo que están cantando. No es tarea fácil pero hay que intentarlo.

Como decía aquel: “reflexionemos, reflexionemossss”

“E quest' è il fiore del partigiano, O bella ciao, bella ciao, bella ciao, ciao, ciao, E quest'è il fiore del partigiano, Morto per la libertà” / "Y esta es la flor del partisano, oh bella ciao, bella ciao, bella ciao, ciao, ciao, y esta es la flor del partisano, Muerto por la libertad"


Carles Estríngana
La Guerrilla Comunicacional




miércoles, 25 de septiembre de 2019

¡ALFABETICEMOS!


El pasado 8 de septiembre se celebró el Día Internacional de la Alfabetización, establecido en esta fecha por la UNESCO desde 1966. 

Cuando, en Europa, hablamos de falta de alfabetización, de analfabetismo, solemos pensar en países lejanos y pobres, sin recursos, en los cuales las familias humildes no pueden permitirse llevar a sus hijos a la escuela. Y es así, las tasas más altas de analfabetismo absoluto se encuentran en países empobrecidos. 

Pero solemos olvidar que, en el estado español, la tasa de alfabetización no llega al 100% según la última encuesta de Población Activa trimestral del Instituto Nacional de Estadística publicada este mes de septiembre. A pesar de tener un sistema de educación pública desde hace décadas, y a falta de la información más rigurosa que proporciona el Censo de población que se realiza cada diez años, solamente el 98’75% de la población mayor de 16 años se supone que sabe leer y escribir. Evidentemente, de nuevo, esta lacra se ceba más en las mujeres que en los hombres. Además, las Comunidades Autónomas que encabezan la lista del analfabetismo son Ceuta y Melilla. Podemos imaginar sin esforzarnos demasiado quién recibe una educación y quién queda fuera del sistema.


Cartel de la UNESCO en motivo del Día Internacional de la Alfabetización en 2017. Parece suponer que la alfabetización ha de ser necesariamente (y únicamente) digital.


Porque, seamos sinceros. Hoy en día, ¿qué puedes hacer sin leer y sin escribir? No puedes desarrollar con normalidad tus actividades básicas diarias como mandar un whatsapp, entrar en Internet para buscar trabajo o leer las etiquetas de los productos en el supermercado para comprar de manera informada. No digamos ya, ¡firmar un contrato de alquiler o una hipoteca! 

El problema, de todas formas, y a mi parecer, es mucho más profundo. Imaginemos un chico o una chica de 16 años que ha acabado la ESO. Sabe leer, escribir y realizar operaciones matemáticas básicas con calculadora, no consta en este % de población analfabeta. Pero, y hablo des de mi condición de profesora de secundaria, puede perfectamente haberse graduado sin entender un párrafo de un texto básico de historia, por ejemplo. Eso sí, probablemente pueda grabar y montar un vídeo maravilloso con su teléfono móvil.


Des de 2006, en España hay más teléfonos móviles que habitantes.

La alfabetización digital es la principal preocupación en las escuelas, y se presiona para introducir las nuevas tecnologías en las aulas desde el estado, desde las familias y desde las empresas que esperan que formemos a sus futuros trabajadores, pero nos olvidamos demasiado a menudo de la comprensión lectora. Leer no puede ser solamente juntar letras para crear sonidos y palabras, leer quiere decir entender, comprender y formarse una opinión. Y escribir ha de querer decir saber expresar esa opinión, en un blog, en un correo, en papel u oralmente, pero con corrección. Creemos ciudadanos libres y críticos, no trabajadores obedientes y sumisos. ¡Alfabeticemos de verdad!


Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)

Clara Castrillo
La Guerrilla Comunicacional






lunes, 9 de septiembre de 2019

NI OLVIDEMOS, NI PERDONEMOS...RECORDEMOS


Tenemos la tendencia a recordar hechos o personajes grandilocuentes y, a menudo, pasamos por alto pequeñas historias que pueden ayudarnos a entender el pasado, a combatir el presente y a prepararnos para encarar el futuro. En el texto de hoy queremos rendir homenaje a una de esas personas, poco conocidas, que nos muestran el camino, que nos hacen ver que no se puede (ni se debe) desfallecer, que la lucha continua más allá del tiempo, más allá de las personas. 


Conxita Grangé i Beleta

El pasado mes de agosto falleció en Toulouse (Francia) a los 94 años Conxita Grangé i Beleta, conocida también como Conchita Ramos Veleta, superviviente catalana de los campos de exterminio nazis. Grangé nació en 1925 en Espui (Lleida) en una familia de ocho hermanos, aunque debido a una enfermedad de su madre a los dos años la llevaron a casa de sus tíos en Toulouse, donde vivió hasta la Guerra Civil española, cuando la familia se trasladó a Catalunya para luchar defendiendo la República. Junto con su tía Elvira Ibarz y su prima María Castellón, Conxita hizo de enlace de los maquis y los guerrilleros antifascistas durante la Segunda Guerra Mundial. El 24 de mayo de 1944 las tres mujeres fueron detenidas por los milicianos de Pétain tras un tiroteo en su casa, donde tenían escondidos a algunos miembros del 14º Cuerpo de Guerrilleros. Fueron interrogadas, torturadas y enviadas en tren al campo de concentración de Ravensbrück, al norte de Berlín. 




Las tres mujeres entraron allí el 9 de septiembre de 1944. Cuando Ravensbrück fue destruida por la aviación aliada, los soldados nazis hicieron caminar a Conxita y Elvira -María había enfermado y la habían llevado a Bergen-Belsen- hacia Berlín junto con otras mujeres. Muchas murieron por el camino. A la mayoría las mataron los nazis antes de huir para no dejar ningún testigo. Conxita y Elvira, sin embargo, se salvaron, y cuando finalmente encontraron a los soldados aliados éstos las trasladaron a París. María murió a los pocos días en un hospital de la capital francesa. Conxita Grangé se estableció finalmente en Toulouse y se casó con José Ramos Bosch, un antiguo guerrillero catalán. A lo largo de su vida, Conxita recibió muchas condecoraciones: la Legión de Honor del gobierno francés, la Medalla al Mérito Nacional, la Cruz de Guerra, la Medalla de la Resistencia y la Medalla Militar. Esta mujer dedicó buena parte de su vida a explicar su experiencia a los escolares y mantener viva la memoria de las mujeres deportadas.


Conxita Grangé i Beleta de joven

Parece mentira pero las cosas no han cambiado tanto con el paso de los años. Actualmente, ser mujer y ser antifascista continua siendo penalizado y por ello el ejemplo de Conxita Grangé y de tantas y tantas luchadoras como ella nos debe servir de acicate. Por eso es tan importante recuperar la memoria histórica, por ello no podemos olvidar pero, según mi humilde opinión, tampoco perdonar. Perdonar, en algunos casos, equivale a cerrar páginas y algunas páginas no se deben cerrar... Por su memoria, por su legado, por su sacrificio, recordemos, recordemos.

Carles Estríngana
La Guerrilla Comunicacional




jueves, 15 de agosto de 2019

UN AÑO MÁS...


Un año más, y vamos por el 39, cumplo con un deber solidario y fraternal que mantengo vivo con el pueblo nicaragüense representado en ese gran equipo de la Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca Amador que lidera el Maestro, hermano y amigo Orlando Pineda Flores: hacer llegar un saludo fraternal y revolucionario en recuerdo y celebración del aniversario de la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización culminada el 23 de agosto de 1980. Cumplo, como digo, un deber solidario y fraternal pues, como nos recordaba el uruguayo ilustre Eduardo Galeano “no estamos hechos de células sino de historias”.  Y, doy fe de ello, pues aquellas páginas de la Historia de la educación nicaragüense que escribieron los miles y miles de jóvenes que regresaron de los lugares más recónditos de su Patria recién liberada, con el brillo en sus miradas al haber luchado contra la oscurana levantando barricadas de cuadernos y pizarras, nos cambiaron la vida para siempre a muchos otros jóvenes de Cataluña y de todo el mundo haciendo buena y dando sentido a la frase de Galeano.




Cierto: más que de células, o además de células, de materia, estamos hechos de historias. Somos una suma de historias. Y pasamos por el mundo haciendo historia. Por eso Paulo Freire nos insistía en que “El mundo no es. El mundo está siendo”. Nosotros, nuestras historias, mueven la vida y hacen posible el mundo. 

Y aquí quería llegar: aquellos hombres y mujeres jóvenes valientes y generosos que bajaron victoriosos de las montañas para reunirse en la Plaza -y seguro que algunas y algunos de los presentes en este acto lo vivieron personalmente y me darán la razón- aquellos jóvenes digo, vivieron miles, infinitas historias que escribieron en el viento y que llegaron al corazón de otros jóvenes y de estos a otros y a otras y así sucesivamente hasta completar una fuerza que hizo mover el mundo algo más deprisa, y, sobre todo, mucho más alegre y esperanzado.

Esos ríos de jóvenes enamorados de vida, preñados de historias, que desembocaban en el mar de pueblo que les esperaba en la Plaza nos recordaban que el mundo está siendo y que era posible erradicar el analfabetismo y pensar en un mundo alfabetizado y culto. Y nos invitaron a la fiesta, nos convidaron a mover el mundo junto a ellas y ellos.




Y aquí estamos 39 años después. Con el cabello blanco y anteojos la mayoría, con el cansancio más cercano, con mil achaques… pero siempre a la orden. Siempre en disposición de recordar aquel histórico himno tantas veces entonado y que desearíamos seguir escuchando en todas las comunidades indígenas de América, en todos los pueblos de África y de Asia, en todos los lugares dominados aún por muchos siglos de incultura… para seguir moviendo el mundo junto a ese inmenso y plural coro de quienes año tras año volvemos a entonar las estrofas primeras como si fueran una orden rojo y negra, pues aquel “Avancemos, brigadistas, guerrilleros de la Alfabetización” era toda una invitación a hacer historia, a mover el mundo y soñar un futuro envuelto de esperanza. 

Aquí estamos 39 años después agradeciéndoles la oportunidad que nos dieron, y nos dan, de compartir tanta generosidad, tanto amor al pueblo y tanta solidaridad internacionalista. Gracias. Muchas gracias de corazón. Y reciban nuestro saludo más sincero y fraternal en este día tan señalado.  

¡¡PUÑO EN ALTO!! ¡¡LIBRO ABIERTO!!

Sebas Parra
La Guerrilla Comunicacional


viernes, 9 de agosto de 2019

HOMENAJE POPULAR A FEDERICO GARCÍA LORCA Y A TODAS LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO EN EL ENTORNO DONDE FUE ASESINADO.

Ketty Castillo Pacheco


El próximo 14 de agosto, por sexto año consecutivo, el colectivo “Alfacar y Lorca, romero y luna”, rendirá   homenaje a Federico García Lorca y a todas las víctimas del franquismo, en el entorno donde el poeta más universal fue asesinado. 

La carretera entre Víznar y Alfacar, dos pueblecitos de montaña al pie de la Sierra de la Alfaguara, a 14 kilómetros de Granada, está regada con la sangre de más de dos mil personas, fusiladas por los fascistas durante la guerra civil. Es una macabra y tragica paradoja que un lugar de tanta belleza, tan lleno de vida, se convirtiera en un campo de exterminio. 

La Sierra de La Alfaguara, que en árabe significa “manantial copioso”, es famosa por sus multiples nacimientos de agua pura, muy apreciada por los granadinos quienes, desde la capital y las poblaciones de alrededor, acuden a abastecerse de tan preciado líquido hasta la fuente del Morquil,  situada en el termino municipal de Alfacar. Pero la más espectacular y famosa es la popularmente conocida como La Fuente Grande, por su gran tamaño, de una belleza casi onírica. También está situada en Alfacar, a poca distancia de la del Morquil. Los árabes la llamaron Aynadamar o Fuente de las Lágrimas y en el siglo XI encauzaron sus aguas para abastecer al barrio granadino del Albayzín. Para ello, construyeron una acequia que, a lo largo de unos 14 kilómetros, va descendiendo por la montaña.  


Aynadamar, Fuente de las lágrimas o Fuente grande. Alfacar



En julio de 1936, cuando se produce la sublevación fascista, Granada capital es una de las ciudades que rapidamente quedó bajo el dominio de los sublevados, pero rodeada de zonas fieles a la República. Podríamos decir que “la frontera” entre una y otra zona queda establecida, precisamente, en esta Sierra de La Alfaguara, desde la que se dominaba, por el noreste, la carretera de Almería y Murcia y por el noroeste, la carretera de Jaén. Por eso, los falangistas establecieron su cuartel general en el pueblo de Viznar. En concreto, en el Palacio del Cuzco, una belleza arquitectónica del siglo XVIII, que hoy se encuentra en estado de abandono a pesar de haber sido declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía. El Palacio del Cuzco, anexo a la Iglesia de Víznar, fue mandado construir por el arzobispo de orígen peruano, Juan Manuel Moscoso y Peralta. En 1936 pertenecía a una de las familias más ricas de Granada, los Fernandez Fígares, quienes, durante la guerra,  lo cedieron a la Primera Bandera de la Falange al mando del capitán Nestares. 

En las afueras del pueblo existía un molino que durante la III República fue convertido en lugar de vacaciones estivales para los hijos de obreros, por lo que se le conocía como “Las Colonias”. En julio de 1936, los falangistas desalojaron a los escolares y lo convirtieron en centro de detención donde llevaban a sus víctimas antes de ser asesinadas. Federico García Lorca pasó ahí sus últimas horas. Desde el molino, obligaban a sus prisioneros a dar “el último paseo” por la carretera de Alfacar y los fusilaban. Las primeras ejecuciones se produjeron en las inmediaciones de la Fuente de las Lágrimas, hasta que un médico de Alfacar dijo que iban a contaminar el agua y entonces se fueron distanciando de la fuente y acercando al barranco de Víznar. No se conocen cifras exactas, pero se piensa que puede haber más de dos mil personas asesinadas entre Víznar y Alfacar.  Actualmente, la carretera entre las dos localidades, distantes unos dos kilómetros y medio, recibe el nombre de Avenida de los Martires y es lugar habitual de paseo entre los lugareños.

Pero la vida es más obstinada que la muerte y, cada año, estos montes que fueron el escenario del horror, uno de tantos, se llenan de poesía, de música, de cante, de voces que claman justicia. La sangre derramada germina estas tierras fértiles y los muertos resurgen de sus huesos en las vidas y las voces de cada uno de los que participamos en los homenajes que los rescatan del olvido. 
El primero de esos homenajes lo organiza, desde hace seis años, el colectivo, “Alfacar y Lorca, romero y luna”, en el que tengo el honor de participar. Esta edición se celebrará el 14 de agosto y, como ya es habitual, comenzará  en “Las Colonias”, el antiguo molino del que hoy no quedan más que las ruinas y del que reivindicamos que sea declarado como Lugar de Memoria Histórica. Desde ahí recrearemos “el último paseo” por el barranco de Víznar y la carretera hasta La Fuente Grande. Tras “el último paseo”, celebraremos una velada poético musical en las inmediaciones de La Fuente de las Lágrimas.



Las Colonias:
Ruinas del antiguo molino, convertido en prisión durante la guerra,
donde pasó García Lorca sus últimas horas.

Unos días más tarde, el 17 de agosto, se celebra el homenaje que organiza la Diputación Provincial de Granada en el Parque García Lorca, en el termino municipal de Alfacar, próximo a La Fuente Grande. Este parque se creó, a mediados de la década de los ochenta del pasado siglo, por ser el lugar señalado por el hispanista Ian Gibson como posible ubicación de los restos del poeta. En 2009 se llevaron a cabo excavaciones para localizar la fosa de Federico, pero los trabajos no dieron resultado alguno.  

Por último, el Ayuntamiento de Víznar, gobernado por IU desde hace más de dos décadas, celebra una semana cultural dedicada al poeta, que culmina con un festival flamenco la noche del 18 de agosto, la fecha en la que se cree que fue asesinado García Lorca. Desde ahí, ya de madrugada, los gitanos del Sacromento de Granada, con el cantaor Curro Albayzín a la cabeza, van en peregrinación hasta el barranco de Víznar, donde rinden, desde hace más de cuatro décadas,  el homenaje con más embrujo y duende, el más lorquiano de todos. Depositan varas de nardos y velas en la mayor de las fosas y comienza el cante, el baile, la poesía. El público también participa de manera espontánea y la cultura, la belleza, la vida, se abren paso y vencen a la barbarie, al horror y a la muerte.


sábado, 13 de julio de 2019

LA OBSTINADA MANÍA DEL IMPERIALISMO CONTRA LA SOBERANÍA DE CUBA.

ALGUNOS ANTECEDENTES HISTÓRICOS.

Lic. Jorge Félix Mejías Sánchez. 



…Un día nuestros fantasmas,
los fantasmas de todo el universo,
no hace falta que sean camaradas,
basta con ser compañeros en la muerte,
van a ajustarle cuentas a la historia…” 
SR.



La obstinada manía del imperialismo por apoderarse de la soberanía de Cuba no se inició en enero de 1959 con el triunfo del Ejército Rebelde comandado por el líder histórico de la Revolución cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, tampoco con la alianza de la isla al bloque socialista del este europeo.

El Destino Manifiesto, la Doctrina Monroe, las políticas de la Fruta Madura, el Gran Garrote y del Buen Vecino, articulan algunos elementos del conjunto de fundamentos, pensamientos y doctrinas de carácter histórico sobre los que se conforma la política exterior de Estados Unidos hacia Cuba y América Latina.




La doctrina del “Destino Manifiesto”, fundamentaba que los estadounidenses tenían el derecho, incluso la obligación, de expandir su dominio sobre el continente, lo que llegó a considerarse que era voluntad de Dios; “…Es nuestro destino manifiesto esparcirnos por el continente que nos deparó la Providencia para que en libertad crezcan y se multipliquen anualmente millones y millones de norteamericanos…”

“América para los (norte) americanos”, proclamado por el presidente James Monroe en 1823 reflejó las ideas expansionistas que posteriormente serían denominadas como “Doctrina Monroe”. Dicha doctrina expresó con claridad la intención de Estados Unidos de apropiarse de toda América, en un período en que potencias europeas sometían también parte del actual territorio norteamericano.

La “Doctrina Monroe”, se convirtió en la bandera diplomática de los Estados Unidos para América; junto a la teoría del “Destino Manifiesto”. Estas  contribuyeron a la consolidación de la conciencia nacional y la coherencia interna de los Estados Unidos en torno a la filosofía y voluntad expansionista. 




Theodore Roosevelt, neoyorquino, republicano, quien gobernó en el periodo 1901-1908, expreso, “…Hablemos suavemente, pero con un gran garrote en la mano…”; atribuyéndosele la práctica del “Gran Garrote” o "Diplomacia de la Cañonera”.

Esta política de “Gran Garrote”, tiránica e intervencionista, se mantuvo hasta 1934 que es reemplazada por la del “Buen Vecino” o “New Deal” (Nuevo Contrato) como respuesta a la decadencia de la “Diplomacia de las cañoneras” y a la gran crisis económica de 1929. 

Desde épocas tan tempranas como 1781 comenzaron a hacerse públicas las primeras manifestaciones expansionistas de Estados Unidos, Thomas Jefferson, quien gobernó en el periodo 1801-1809, diseñó un plan para anexarse a Cuba, la Florida y México. En abril de 1823, John Quincy Adams, entonces secretario de estado, expreso “…Cuba ha venido a ser de trascendental importancia para los intereses políticos y comerciales de la Unión…”.

Entre los años 1823 y 1827, los gobiernos estadounidenses  de turno disponían de “agentes especiales” que se  radicaron en Cuba, para obtener información de carácter estratégico que les dieran ventajas en la futura guerra ,hispano-cubana–norteamericana en función de sus intereses intervencionistas. Por este canal fueron enviadas en notas confidenciales al Departamento de Estado Informaciones relacionadas al estado de la población, los grupos políticos de la Isla, recursos naturales, capacidad de los independentistas cubanos y otras de carácter militar sobre las fuerzas españolas.

El Presidente estadounidense, demócrata, James Knox Polk (1845-1849), y su secretario de Estado James Buchanan, intentaron comprar Cuba a la Corona de España, lo cual no lograron. En ese contexto el propio Buchanan declararía “…Debemos tener a Cuba, no podemos seguir sin ella y sobre todo no debemos tolerar que sea transferida a Gran Bretaña; tenemos que obtenerla mediante un golpe de Estado, Cuba ya es nuestra…”




En 1854 ministros estadounidenses  del gobierno demócrata de Franklin Pierce, hacían público el Manifiesto de Ostende, en el cual recomendaban que, en caso de que España se negara  vender a Cuba “…Entonces por todas las leyes humana y divinas estaremos justificados en arrebatárselas a España…”

Los planes de asfixiar a Cuba económicamente tuvieron su engendro en  los intentos de arrebatar  la Isla  del dominio español. Las instrucciones enviadas al jefe militar estadounidense en la Cuba de 1898, parecieran copia fiel de la estrategia imperialista llevada a cabo desde enero de 1959; “…Concentrar el bloqueo de modo que el hambre y su eterna compañera la peste, minen a la población civil y diezmen el ejército cubano, crear dificultades al gobierno independiente, prestar ayuda a la oposición...”. Así rezaba la instrucción enviada al jefe militar estadounidense destacado en la Isla en 1898.




El 15 de febrero de 1898, explotó, en la bahía de la Habana, el acorazado “Maine”, buque de segunda clase de la armada estadounidense de la época.  Todos culparon a España y el 22 de abril partía de Cayo Hueso hacia la Habana, la flota de guerra estadounidense, siendo bloqueados los principales puertos y bahías. 

Para el 1ro de octubre se tenía lugar en Paris, la primera reunión entre los representantes de España y Estados Unidos, sin que fueran convocados los patriotas cubanos, que, para esa fecha, como es conocido, ya tenían prácticamente derrotadas a las fuerzas españolas.

El 10 de diciembre quedó formalmente concluida la guerra hispano-cubano-americana, con la exclusión de Cuba del Tratado de Paz.

Los años de la neocolonia se caracterizaron por la determinante y amarga presencia estadounidense en la vida política, económica y social de Cuba.

El presidente, Franklin Delano Roosevelt (1933-1945), no solo negó el reconocimiento del gobierno de Ramón Grau San Martín convertido a la postre en el llamado “gobierno de los Cien Días,” sino que promovió acciones para derrocarlo.


Ramón Grau San Martín


Para enero de 1934, el gobierno de los Estados Unidos a través de su Embajador en la capital cubana, Jefferson Caffery apoyó a Fulgencio Batista para el derrocamiento del gobierno de Grau San Martín, imponiéndole al pueblo cubano la figura de Carlos Mendieta Montefur.

Mendieta Montefur le posibilitó a Estados Unidos mantener de manera indefinida la ocupación militar estadounidense del territorio cubano donde, aún, continúa enclavada la ilegal “Base Naval de Guantánamo”.

De 1934 a 1940, el hombre de confianza del gobierno estadounidense, Fulgencio Batista Zaldívar, comandó tras bastidores hasta su llegada a la presidencia de la República en 1940. Su gobierno, según Washington, estuvo marcado por “el volumen y el tamaño de la corrupción”, su alineamiento incondicional a los intereses de dominación con la política exterior estadounidense y la consolidación de la dependencia de la economía cubana a los intereses del mercado estadounidense.


Batista (izquierda) durante una visita a Washington D. C. en 1938.


Batista, en este periodo, permitió también que Washington utilizara el espacio aéreo, marítimo y terrestre, dispusiera de varias bases aéreas y navales con uso exclusivo durante la Segunda Guerra Mundial, sin reciprocidad, poniendo así la soberanía nacional a disposición de los Estados Unidos.

En la primavera de 1934, el 17 de abril, Benjamín Sumner Welles, entonces subsecretario de Estado, envió al embajador cubano una copia del Proyecto del Tratado destinado a sustituir el Tratado Permanente de 1903, como base para las conversaciones bilaterales.

El documento señalaba que el Tratado de Relaciones, concluido el 22 de mayo de 1903 dejaba de tener validez, a excepción de las cláusulas contenidas en el artículo IV, en relación con la ratificación y validación de todos los actos realizados por los Estados Unidos durante la ocupación militar.

El nuevo proyecto no implicaba cambio alguno en la obligación de la República de Cuba a venderle o arrendarle a los Estados Unidos tierras para carboneras o estaciones navales, ni se alteraban las estipulaciones en los Convenios existentes concluidos por los dos gobiernos en cumplimiento de dicha obligación, del 23 de febrero de 1903 y el complementario correspondiente a ese arrendamiento del 2 de julio de 1903.

Estados Unidos proyectó el Tratado de Relaciones de 1934 como un gran hecho propagandístico de limpieza de imagen hacia Cuba y al resto de la región.

En diciembre de 1958 ya la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA) realizaba intentos para impedir el triunfo revolucionario. El ex embajador de Estados Unidos en Brasil, Willian Pawley, con el apoyo del Jefe de la estación CIA en la Habana, le propuso al dictador cubano, Fulgencio Batista, la creación de una junta de gobierno a la que este le entregaría el poder, inescrupulosa maniobra frustrada por la oportuna visión del joven Comandante Fidel y el rotundo apoyo que el pueblo cubano ofreció a su digna conducta.

En fecha tan temprana como marzo de 1959, los hacedores de la política exterior estadounidense ya habían decidido que “…no sería posible lograr sus objetivos con Castro en el poder…”. En los meses de julio y agosto del propio año se inicia la elaboración de un programa para “sustituir al líder cubano”.  

La escalada política, militar y de subversión fue en incremento, contraria a propósitos y principios del derecho internacional, violando convenciones, voluntades y obligaciones establecidas en la Carta de la Naciones Unidas y las convenciones sobre las relaciones diplomáticas y consulares, entre otras, todo lo cual impactó negativamente el sistema de relaciones interamericanas e internacionales.

El 6 de Julio de 1960 el Presidente David D. Eisenhower anunció que Estados Unidos no compraría más azúcar a Cuba. Dos meses más tarde fueron prohibidas las exportaciones a la Isla. El 4 de marzo de 1960, a la usanza del “Maine”, los servicios secretos estadounidense, hicieron explotar, en el puerto de la Habana, el carguero francés “La Coubre”, portador de armas provenientes de Bélgica. El siniestro provocó muerte y duelo al pueblo cubano. 


El día del horror; la explosión del carguero La Coubre


En relación a este hecho, el entonces Primer Ministro, Fidel Castro   expresó; “…Tenemos derecho a pensar que los que por vía diplomática intentaron que no adquiriésemos esos equipos, bien pudieran haberlo intentado también por otros procedimientos…”. El jefe de la revolución alertó, además, que en esta ocasión a diferencia del “Maine”, esta generación no se dejaría arrebatar la independencia.
   
Días después del sepelio de las víctimas de este acto de terrorismo de Estado, los diplomáticos estadounidenses radicados en la Habana, informaban a Washington “…No hay esperanza de que los E.U. puedan establecer jamás una relación satisfactoria con el gobierno cubano mientras estuviera dominado por Fidel, Raúl, el Che y demás compañeros de ideas afines…”

En marzo de 1960 se aprueba la Operación Pluto, proyecto de la CIA en función de reclutar un ejército de exiliados cubanos y entrenarlos en territorio de Guatemala donde existía una base militar estadounidense, con la perspectiva de intervenir militarmente en la isla. 

La Operación Pluto se convierte, en el mes de noviembre del propio año, en la Operación Trinidad, al incrementarse el entrenamiento de guerrilla, preparando tropas de asalto anfibias y aerotransportadas. Ambas operaciones constituyen el preludio de la futura invasión a Playa Girón (Bahía de Cochinos), finalmente materializada en abril de 1961.  

El 3 de enero de 1961 el presidente Eisenhower rompe relaciones diplomáticas con Cuba y para el día 4 del propio mes el personal diplomático estadounidense abandonaba el país. Dos días antes, el líder de la revolución cubana, Fidel Castro Ruz, había calificado de “nido de espías”, a la embajada estadounidense en la Habana.

En noviembre de 1961, el gobierno estadounidense aprueba oficialmente la Operación “Mangosta”, el plan más costoso y tenebroso, a la vez, que haya ejecutado una administración estadounidense contra la Revolución cubana.


Primera página del informe Operación Mangosta


El plan de acción de esta Operación, incluía atentados al Comandante en jefe, acciones terroristas y guerra psicológica. Constituyó, además de un gran fracaso de la política exterior estadounidense, un capitulo nefasto para las relaciones internacionales, instituciones, organizaciones regionales, con su máxima expresión en la OEA, así como para la organización de las Naciones Unidas en cuyo escenario la Revolución cubana se erigió como voz de la dignidad, soberanía y la independencia.

A partir de agosto de 1962 comenzaron a circular rumores sobre la instalación en Cuba de misiles de alcance medio. En octubre del propio año, un reconocimiento aéreo estadounidense lo confirmó, por lo que el 22 del propio mes el Presidente estadounidense anunció su intención de aplicar el bloqueo naval a Cuba, exigiendo que la entonces Unión Soviética desmantelara todas las instalaciones descubiertas.

Estos hechos tienen como antecedente que ante las crecientes amenazas de intervención militar directa de los E. U. Cuba recibiría el apoyo militar de la entonces Unión Soviética.

Los contactos entre estadounidenses y soviéticos, así como su posterior acuerdo, se efectuaron a espaldas de la dirección cubana. El 28 de octubre de 1962, los dirigentes soviéticos accedieron a las demandas de Kennedy. Solo una solicitud imperialista no fue cumplida; Cuba no permitió la inspección del suelo patrio por los estadounidenses por considerarlo lesivo a la dignidad y soberanía nacional.

La dirección de la Revolución dejó clara y públicamente expresa su absoluta inconformidad por la realización de las conversaciones a espalda de la nación y ello ocasionó tensiones en la joven Revolución y la dirección soviética, lo que más tarde fue motivo de atención entre ambos gobiernos.

Durante el conflicto histórico entre Estados Unidos y la Revolución cubana, el tema migratorio ha sido una de las armas más usada en la estrategia de subversión contra la Isla, desde la protección dada por el gobierno yanqui a los asesinos que sostenían el régimen de la dictadura del general golpista, Fulgencio Batista, que como prófugos de la justicia revolucionaria eran acogidos por el gobierno norteamericano desde el mismo 1ro de enero de 1959 y su séquito de vándalos y asesinos.

En 1966, en detrimento de los principios que rigen el derecho internacional, la administración estadounidense promulga la Ley de Ajuste Cubano, concediendo residencia legal y posibilidades de empleo a  los ciudadanos cubanos que hayan llegado ilegalmente a territorio estadounidense, convirtiéndose en una de las operaciones de mayor envergadura con fines desestabilizadores y de impacto mediático que les permitía  justificar la sostenida beligerancia imperialista contra la Isla. Como de costumbre en la política exterior de doble rasero, Estados Unidos se convertía en una país con “dos leyes migratorias”.

La estimulación a la emigración, desde el mismo triunfo de la Revolución cubana, de profesionales, que generó la perdida de alrededor de tres mil médicos y la planificación, financiamiento y ejecución de la Operación Peter Pan, fueron evidencias de hasta dónde estaban dispuestos a llegar los políticos norteamericanos, en función de hacer fracasar a la Revolución cubana.


Víctimas de la Operación Peter Pan

Al estilo de Joseph Goebbels, la propaganda imperialista, generada en los laboratorios de la Agencia Central de Inteligencia, puso a rodar la “noticia” de que el Gobierno revolucionario les quitaría los hijos a sus padres, privándoles de la patria potestad; convirtiéndose la “Operación Peter Pan”. De esta manera  más de 15 mil niños fueron separados de su familia,  en uno de los capítulos más mezquinos en la historia de las cruzadas de calumnias, mentiras y fechorías de todo tipo contra Cuba, aplicadas por los gobiernos de turno de la Casa Blanca.

La vinculación y anuencia  de la jerarquía católica cubana de la época,  en relación a la “Operación Peter Pan”, el apoyo de la institución religiosa  a las acciones estadounidense que dieron al traste con la expulsión de Cuba de la OEA, con la pastoral, “Circular Colectiva del Episcopado Cubano”, en franca alianza a los elementos expuestos por el gobierno norteamericano en la llamada “Declaración de San José”2, así como la participación de sacerdotes y laicos en acciones subversivas y su membresía en organizaciones contrarrevolucionarias, incluso como agentes CIA,  caracterizaron el escenario de las relaciones Iglesia - Revolución en los primeros años que sucedieron a la victoria del ejército rebelde encabezado por el Comandante  Fidel Castro.

Fueron permanentes y sistemáticos los intentos de desprestigiar a la Revolución cubana desde los Organismos Internacionales comprometidos con la estrategia imperialista. Se estimuló desde los laboratorios de la subversión la creación, financiamiento y preparación de articuladores internos a quienes “bautizaron” como “disidentes”; a estas campañas se incorporaron los aliados europeos ex socialistas.

Los sectores académicos, intelectuales y artísticos literarios no escaparon al impacto e influencia de la estrategia enemiga; temas como el racismo, la libertad de expresión y creación, reflejada en la plástica, literatura, el cine y las artes escénicas mostraban lecturas desde la crítica más nociva.

La década de los noventa fue escenario idóneo para que el entramado subversivo impactara en la sociedad cubana, en general; la crisis económica generada por el recrudecimiento del bloqueo económico estadounidense y el quebranto total de los principales socios comerciales del extinto campo socialista europeo, también tuvieron su expresión en la pérdida de valores éticos, morales y la desconfianza en el futuro de la Revolución.

La permanente  intromisión en los asuntos internos de Cuba, el intento de socavar la representación cubana ante la comunidad internacional, la introducción del tratamiento a los Derechos Humanos y otros pretextos irracionales fueron puesto en práctica sin el menor escrúpulo,  a la vez que  ejecutan  y financian   de manera encubierta operaciones de subversión para generar confusión y rechazo de la comunidad internacional sobre el Estado cubano constituye  una  franca violación e irrespeto a la Carta de las Naciones Unidas y su artículo 2, que establece la igualdad soberana, cumplir las obligaciones contraídas según la Carta y arreglar las controversias internacionales por medios pacíficos y no poner en peligro la paz.

Sistemáticos planes de subversión, guerra económica, ideológica y agresiones directas se ejecutan contra Cuba, acciones armadas contra los intereses cubanos por parte de los grupos contrarrevolucionarios radicados en Estados Unidos, episodios de terrorismo utilizando mercenarios reclutados en países hermanos, el hostigamiento constante sobre la Isla, vuelos provocadores sobre territorio legal cubano y maniobras militares provocadoras e intimidatorias.

La imposición de leyes extraterritoriales, inclusión en listas “negras” y la creación de una oposición artificial han tenido el mismo fin, desde la intervención yanqui en la guerra hispano-cubana, hasta la historia más reciente, “hacer sufrir” al pueblo cubano para empujarlo a deshacerse de su gobierno y soberanía.

La extraordinaria página de servicios a la humanidad prestada por el pueblo cubano y su Revolución, el protagonismo alcanzado por la pequeña Isla en la geopolítica internacional en defensa de los pobres de la tierra, así como su desarrollo cultural, científico y humano, continuaran erigiéndose en fortaleza contra la sempiterna y obstinada manía del imperialismo estadounidense de arrebatar la soberanía y dignidad del noble pueblo cubano. 


Lic. Jorge Félix Mejías Sánchez. 
19.06.2019.

jorgefelix750@gmail.com