martes, 7 de julio de 2020

LA TELEMÁTICA Y SU PROBLEMÁTICA


La administración pública desde hace años utiliza cada vez más la telemática, sobretodo para la realización de aquellas gestiones que los ciudadanos hacíamos de forma presencial años atrás. Así pues, de la germinación de la tecnología informática han florecido las llamadas "sedes electrónicas" a disposición del ciudadano en todas las páginas web de todas y cada una de las diferentes administraciones públicas, tanto a nivel estatal, autonómico, provincial o local, sin llamar a la puerta ni pedirnos permiso.

Si lo analizamos desde el punto de vista de la comodidad, no hay duda de que se han evitado   desplazamientos y tiempos de espera, y, en un muchas ocasiones, regresos por falta de documentación que requería el trámite en cuestión y que, obligadamente, daban lugar a un nuevo desplazamiento y a un nuevo tiempo de espera.




Y desde el punto de vista empresarial, ha sido una ganga disponer de un servicio las 24 horas durante los 365 días del año y accesible desde cualquier lugar. Servicio que defienden además como más ecológico ya que se consume menos papel y por supuesto representa un ahorro de tiempo al eliminar la suma de esperas y desplazamientos, como comentaba anteriormente. Y sobretodo, ha suprimido la figura del trabajador subalterno, aquel que se ocupaba de hacer llegar los trámites a la administración, reduciendo una parte de sus costes laborales empresariales. En esta línea, según el Observatorio de Competividad Empresarial de la Cámara de Comercio de España "El avance de herramientas como ésta favorecen un escenario donde Administración y empresas están más cerca. Para el 85% de las compañías españolas sus inversiones en digitalización fomentarán esa mejora de relaciones con el ente público"

La Real Academia Española define la palabra "herramienta" así: 1. f. Instrumento, por lo común de hierro o acero, con que trabajan los artesanos.//2. f. Conjunto de herramientas.//3. f. coloq. Arma blanca, puñal, navaja, faca.//4. f. coloq. Cuernos de algunos animales, como el toro y el ciervo.//5. f. coloq. Dientes de la boca de una persona o de un animal. Me atrevo pues a decir que las nuevas prácticas que ofrece las administraciones para el uso de sus sedes electrónicas no son más que unas nuevas líneas de trabajo, transformadas en "herramientas" para reducir todo tipo de costes, empezando por los laborales, porque sin lugar a dudas, más allá de la comodidad, ha comportado especialmente una reducción en la ocupación laboral.




Con esta nueva "herramienta", también está desapareciendo la atención personalizada ante un mostrador para aquellas consultas que se nos presentaban en algún momento de nuestras vidas. Pasando a ser sustituido el mostrador por un número de teléfono con los primeros dígitos 902, 901 o 900, que en muchas ocasiones te conducen a la nada, es decir, a desistir aburrida de esperar sin haber obtenido respuesta satisfactoria alguna. Y como casi siempre la complejidad y la excesiva y a veces ininteligible información en las webs te crean dudas y, al final, acabas recurriendo a alguien cercano en busca de ayuda.

La empresa privada ha sabido aprovechar la ocasión de la situación excepcional que nos ha tocado vivir por la crisis sanitaria, para poner en práctica el teletrabajo, sobretodo a aquellas trabajadoras con dificultades para poder desplazarse al centro de trabajo. No todo son ventajas, estemos alertas, en muchos casos no se mantiene una rutina constante, sin hallar un equilibrio entre trabajo y descanso. Y, muy importante, poco a poco se va perdiendo el contacto con el resto de las compañeras. Es cierto que muchas habíamos deseado poder trabajar desde casa en algún momento, pero después de la experiencia vivida por muchas de nosotras preferimos volver a la oficina. Las dificultades prácticas son claras al no disponer de un espacio y mobiliario adecuado, los problemas tecnológicos y de conexión son desesperantes, y cuando tienes hijos la acumulación de cansancio y la falta de concentración llegan a una escala superior. Sin olvidar, que el uso prolongado del ordenador y la vida sedentaria produce una fatiga visual, una mala postura y obesidad, entre otros problemas de salud.




Y muy importante, perdemos poco a poco la comunicación y el contacto con el resto de las compañeras. Esta pérdida de relación interpersonal puede llegar a ser muy perjudicial pues se cerrarán los caminos necesarios para trabajar en la consecución de mejores condiciones laborales. Y esta será una partida más, y muy importante, ganada por la patronal.


Lola López
La Guerrilla Comunicacional




lunes, 29 de junio de 2020

SIN CULTURA NO SOMOS NADIE


Hace muchos años, un amigo nicaragüense me dijo que toda sociedad está asentada en dos pilares fundamentales: la educación y la sanidad. Y añadía, que si una de las dos fallaba, o las dos a la vez, esa sociedad no podría avanzar hacia su desarrollo, por lo que caminaría hacia una muerte anunciada. Y creo que tenía razón.

Pero, según mi propia y humilde teoría, y por lo que se refiere a lo que el análisis marxista denomina la superestructura, todos aquellos elementos que dependen de la estructura económica o infraestructura, la sociedad se mantiene sobre tres pilares fundamentales: la educación, la sanidad y… la cultura. He realizado un sencillo diagrama que he llamado Los pilares inacabados de la sociedad*(1). Es un pequeño ejercicio que dejo al examen de cada una de vosotras, para que lo acabéis de rellenar o completar, ya que como podréis observar, entre los  pilares principales existen otros secundarios, intersecciones entre los primeros, que también tienen su trascendencia. Por poner un ejemplo, yo en la intersección de educación y sanidad, identificado con el color cian, indicaría la ciencia, pero como dechado, lo dejo al análisis y debate de todas vosotras. También, a estos pilares se les puede añadir otros, es una construcción que dejo inacabada para que sirva como ejercicio de reflexión. 

Diagrama "Los pilares inacabados de la sociedad"


Bien, como decía, para mí estos son los tres pilares que habría que tener bien asentados, su fortaleza es una garantía para toda sociedad. Durante el pasado confinamiento, pudimos comprobar que, desgraciadamente, uno de ellos fue protagonista: la sanidad. Solo espero que, de una vez por todas, este episodio nos sirva para confirmar que una sanidad pública es de vital importancia para las personas. Con la sanidad no se negocia. Y todo ser humano, sin excepciones, debe tener asegurado ese derecho. 

Si la sanidad es el centro de nuestra salud, la educación, es el conocimiento y la cultura es nuestra identidad. Y es en ella, la cultura, en la que reflexioné mucho durante el encierro voluntario. Observaba como la gente salía a sus balcones a aplaudir a las profesionales de la sanidad, lo entiendo y respeto. Pero, ¿Os imagináis como hubiera sido el confinamiento sin la cultura?

Mientras en esos días las profesionales de la sanidad salvaban vidas humanas, la cultura nos ha mantenido vivas a todas. Por que, además de consumir alimentos, ¿de que otra cosa nos hemos alimentado? Pues, de cultura. Quién no estaba leyendo un libro, o un cómic, estaba viendo una película, una serie, o una obra de teatro,... ¿quién no ha escuchado música?, ¿quién no ha cantado?. Si hemos soportado este encierro es por que el pilar de la cultura nos ha mantenido (y nos mantiene) vivas.

Pero para los políticos de este país, la Cultura, sigue siendo ese apartado secundario que comparte el ministerio de turno con Deportes y, entre los dos, representan un 0,3% del total de los presupuestos generales del estado. Mientras que en Francia y Portugal, por no irme muy lejos, la cultura tiene ministerio propio y sus presupuestos representan un 2,5% y un 1,8%, respectivamente. Es decir, que nuestros vecinos franceses multiplican por ocho nuestro presupuesto y los portugueses por seis. Según mi opinión, la mediocre clase política de este país falta el respeto a la cultura: un ministerio compartido, un presupuesto irrisorio y un ministro de cultura licenciado en derecho, cuando se debería tener una ministra/o escritora, música o cineasta,.. ¡alguien relacionado con la cultura!

Julio Cortázar dijo: “La cultura es el ejercicio profundo de la identidad”. Un país sin cultura es un país sin identidad. Nuestras vidas son un relato por escribir, un lienzo por plasmar, un busto por esculpir, una película con banda sonora y efectos especiales, en definitiva, una obra de arte original y solidaria con su cultura, para que las futuras generaciones perciban y entiendan algunos interrogantes esenciales como decir ¿quiénes somos? ¿de dónde venimos? y ¿a dónde vamos?.

Julio Suárez
La Guerrilla Comunicacional



*(1)Diagrama de Los pilares inacabados de la sociedad. Está basado en los colores primarios de la luz, que el autor utiliza metafóricamente para establecer lo que él considera los tres pilares fundamentales de toda sociedad: la sanidad, la educación y la cultura. Lo llama inacabado ya que, el autor, prefiere que cada persona piense por sí misma y acabe de completar los otros pilares, los otros colores y otras posibles nuevas intersecciones. En sí, es un diagrama para que cada persona analice sobre lo fundamental de una sociedad y sea consecuente con sus reflexiones. También, es muy interesante hacer este ejercicio en grupo, ya que se alienta el debate.

miércoles, 24 de junio de 2020

LA PAJA EN OJO AJENO


A raíz del asesinato de George Floyd a manos de varios agentes de policía en EEUU, se han desatado una serie de manifestaciones no solo en ese país sino a nivel mundial. En el estado español se ha cubierto la noticia desde los medios de comunicación tradicionales como algo casi aislado en el tiempo –ahora- y el espacio –allí-. Lamentablemente, la lucha de los negros americanos por sus derechos no es nueva: recordemos a Rosa Parks, Martin Luther King, Malcom X, Angela Davis o los Black Panthers.
 
Con el hashtag #BlackOutTuesday, el pasado dos de junio miles de muros de Instagram se tiñeron de negro en apoyo a la lucha por los derechos de los negros en EEUU, también en el estado español. A pesar de que se trata de un bonito gesto de solidaridad, deberíamos aprovechar el momento de sensibilidad con el tema para hablar del racismo y de la violencia policial que sufren los inmigrantes en nuestro país. Que ya sabemos lo fácil que es ver la paja en el ojo ajeno y lo difícil que es ver la viga en el nuestro.

En España, el racismo que padecen las personas racializadas es más difícil de detectar que el que pueda sufrir la comunidad negra en EEUU. En primer lugar porque, por su situación de extrema pobreza, quienes sufren una agresión de este tipo a menudo no saben cómo denunciarla, especialmente si ha sido a manos de la policía. En segundo lugar, porque no se habla de ello: el mito de la Europa acogedora y solidaria ha quedado más que descalificado, pero parece que el discurso oficial –que no los actos- insisten en mantener viva esa idea.


Relación de las diferentes agresiones racistas por parte de los cuerpos de seguridad del estado durante el confinamiento, elaborada por Rights International Spain y publicada en su informe “Racismo y xenofobia durante el estado de alarma en España”


¿Cuántas personas mueren cada año en las costas del Mediterráneo español después de lanzarse a la mar en embarcaciones precarias y sin saber nadar? ¿Cuánta gente malvive hacinada en los CIES? ¿Cuántas “devoluciones en caliente” se ordenan cada mes? ¿Cuántos niños y niñas son atacados en los centros de menores por sus propios vecinos? Tampoco andamos cortos de agresiones por parte de las fuerzas del orden. Sin ir más lejos, hace escasos días SOS Racisme decidió hacer público un audio de los insultos y las vejaciones que había sufrido un ciudadano negro por parte de unos Mossos de Esquadra. 


Viñeta de Javi Royo

Los nombres de Lucía Pérez, Ilias Tahiri o Mame Mbaye deberían resultarnos tan familiares –o más- como los de George Floyd o Breonna Taylor. En lugar de escandalizarnos por el evidente racismo estructural en EEUU, aprendamos de su lucha para hacer lo propio en nuestras comunidades. Salgamos a la calle con nuestros hermanos y hermanas racializados y pongamos fin de una vez por todas al racismo institucional y a la brutalidad policial. Hagamos nuestro el hashtag de moda en EEUU, #defundthepolice, que propone reducir drásticamente la inversión en policía para dedicar esos fondos a educación, sanidad y servicios sociales. En una sociedad educada y con las necesidades básicas cubiertas la policía podría prácticamente desaparecer. Pero claro, no es ese el tipo de sociedad que interesa...


Clara Castrillo
La Guerrilla Comunicacional





viernes, 19 de junio de 2020

LA “NAKBA” PALESTINA


72 anys..... ni més ni menys que 72 anys és el que fa que dura un dels genocidis més terribles de la história. Tot va començar el 1948...

Parlem de

LA “NAKBA” PALESTINA (catàstrofe en àrab) és l'esdeveniment traumàtic més gran en la memòria col·lectiva del poble palestí que recorda el sofriment generat pels processos que el 1948 van desencadenar l'expulsió de les seves llars de més de la meitat de la població nativa de la Palestina històrica (més de 750.000 persones) i la destrucció dels seus pobles per la neteja ètnica planejada i exercida pel projecte de colonialisme d'assentament sionista. Avui, són milions les persones palestines supervivents o descendents d'elles que viuen refugiades tant en els territoris palestins ocupats el 1967 com als països veïns de majoria àrab.




La Nakba no va ser el resultat involuntari d'una situació bèl·lica. Va ser un acte deliberat i sistemàtic cercant la creació d'un estat de majoria jueva en la Palestina històrica, que era majoritàriament àrab abans de 1948. Internament, els líders jueus sionistes utilitzen l'eufemisme "transferència" quan es parla d'aquests plans, però avui són qualificats com a "neteja ètnica".

Els orígens de la Nakba es troben en l'aparició del sionisme polític a l'Europa del segle XIX, quan alguns jueus, influïts pel nacionalisme que llavors escombrava el continent, van arribar a la conclusió que la solució a segles de persecució antisemita a Europa i Rússia era la creació d'un estat propi en Palestina i va començar l'emigració com a colons a la Terra Santa, desplaçant als palestins en el procés. Al novembre de 1947, arran dels horrors de la Segona Guerra Mundial i el genocidi nazi dels jueus d'Europa, la recentment creada Organització de les Nacions Unides va aprovar un pla per a fraccionar el Mandat de Palestina en un estat jueu i un altre àrab. S'assignà aproximadament el 55% dels terrenys a la proposta d'estat jueu, encara que els jueus sionistes posseïen només el 7% de la terra privada en Palestina i representaven només al voltant del 33% de la població, un gran percentatge dels quals eren immigrants recents d'Europa. L'estat àrab palestí s'anava a crear amb el 42% del Mandat de Palestina, convertint-se Jerusalem en una ciutat internacional. Gairebé immediatament després de l'aprovació del pla de partició, va esclatar la violència i van començar les expulsions massives de palestins, molt abans que els exèrcits dels Estats àrabs veïns s'involucressin.




Quan l'expansió va ser culminada per les forces sionistes, el nou estat d'Israel comprenia el 78% de la Palestina històrica, i la resta, Cisjordània, incloent Jerusalem Oriental, i la Franja, queien sota el control de Jordània i Egipte, respectivament. En la guerra de 1967, Israel va ocupar el 22% restant i, poc després, es va iniciar la colonització d'aquests territoris. No obstant això, aquestes violències que es van visibilitzar virulentament en 1948, no es van detenir. El sionisme continua sent la ideologia oficial de l'estat d'Israel i promou la majoria o exclusivitat jueva sobre el major territori possible de la Palestina històrica. Aquesta situació va ser considerada com “una forma de racisme i discriminació racial” per l'Assemblea General de l'ONU en la seva Resolució 3379, encara que la pressió estatunidenca-israeliana va revocar aquesta resolució posteriorment.

Les violències de tota mena han continuat exercint-se al llarg de dècades en els territoris habitats per la població palestina fins a l'actualitat. Amb diferents graus d'intensitat, però amb una presència constant, convertint-se en part de la realitat quotidiana de la població palestina. Una violència que no ha necessitat d'un conflicte armat per a desencadenar-se ja que és intrínseca a tot colonialisme i és exercida quotidianament per a controlar a la població sota ocupació i reprimir qualsevol resistència. En els últims 72 anys tampoc s'ha detingut el desplaçament forçós de la població palestina, que ha continuat sent expulsada dels llocs que habita. Aquestes mateixes estadístiques ens mostren, per exemple, que l’any passat, al voltant de 1.000 persones van ser obligades a deixar les seves llars a Cisjordània a causa de l'acció conjunta d'una legislació que afavoreix l'apropiació de l'espai pel poder colonial i l'actuació de les excavadores sobre el terreny, protegides per les forces d'ocupació, que destrueixen la infraestructura palestina. Més de 10.000 persones van sofrir aquest desplaçament a la última dècada. I mentre l'espai és buidat de persones palestines, Israel continua alimentant l'apropiació d'aquest territori amb nova població que avui dia arriba a més de 650.000 individus, repartits entre Jerusalem Est i Cisjordània. Una xifra que s'ha multiplicat per dos des de l'inici del procés d'Oslo al començament de la dècada de 1990 i el creixement de la qual no té perspectiva de detenir-se atès que, per exemple, en 2019 es va iniciar la construcció de 2.000 noves cases i es van elaborar plans per a construir-ne 8.500 més per tal d’acollir a una major població colona en el futur pròxim, tal com recull l'organització israeliana Peace Now.




Davant aquest panorama, l'Autoritat Palestina nascuda del procés d'Oslo no ha pogut convertir-se en un Estat real, no ja per la falta de reconeixement per Israel o per part de la comunitat internacional, sinó perquè el poder colonial segueix sense permetre-li exercir la seva sobirania amb independència i plenitud sobre el territori i la població palestina, continuant amb la negació de l'existència palestina. El denominat “Acord del Segle”, presentat el gener passat, només és un intent neocolonial del tàndem israelià-estatunidenc de legalitzar allò il·legal i d'annexionar-se més territori palestí, sempre dins de l'axioma sionista d'aconseguir el màxim territori possible amb el mínim de població nativa palestina. De fet, les últimes notícies que Netanyahu, gran aliat de Trump, de Bolsonaro i d'altres forces d'extrema dreta/neofeixistes, continua posant en marxa el seu projecte d'annexió de la Vall del Jordán i de més colònies. Una dinàmica que el poeta palestí Mahmoud Darwish va sintetitzar amb la frase “la terra es fa petita per a nosaltres”. Igualment, des de fa anys cada vegada més veus palestines i no palestines consideren que la “solució dels dos Estats” no sols és injusta per al poble palestí, inviable i d'un clar caire colonial, sinó que porta dècades utilitzant-se com a cortina de fum perquè l'Estat d'Israel continuï colonitzant territori palestí i sofisticant el seu apartheid.

Almenys en un primer i necessari pas, el mínim comú denominador de qualsevol negociació són els tres punts que reclama el moviment de Boicot, Desinversions i Sancions (BDS), la major coalició crítica i combativa de la societat palestina:

1- Fi de l'ocupació militar iniciada al juny de 1967 (Resolució 242 del Consell de Seguretat de l'ONU) i desmantellament del Mur d'Apartheid (dictamen de la Cort Internacional de Justícia del 9/7/2004);

2- Fi de l'apartheid (un crim contra la humanitat segons l'Estatut de Roma del Tribunal Penal Internacional. Cal recordar que informes d'organismes de l'ONU com la CESPAO afirmen que Israel és un Estat d'apartheid), i

3- Dret al retorn de la població palestina refugiada (Resolució 194 de l'Assemblea General de l'ONU).




No pot oblidar-se que l'Estat d'Israel ha estat condemnat pel Consell de Drets Humans de l'ONU en més ocasions que cap altre Estat del món i que des de l'any 2000, les forces i colons israelians han assassinat a més de 2.000 nenes i nens palestins. Si repassem alguns números, podrem entendre millor l’important magnitud humana i política d'aquest abús. Segons una publicació de Quick Facts, The Palestinian Nakba i l'organització Palestina Lliure:

- Entre 750.000 i un milió de palestins expulsats pels paramilitars sionistes, i posteriorment per les forces israelianes, durant la creació d'Israel entre 1947 i 1949.

- Entre 250.000 i 350.000 palestins expulsats de les seves llars pels paramilitars sionistes entre l'aprovació del pla de partició de les Nacions Unides al novembre de 1947 i la declaració d'independència d'Israel el 15 de Maig de 1948, abans de l'inici de la guerra amb els Estats àrabs veïns.

- Aproximadament 7,1 milions de refugiats i desplaçats palestins a partir de l'any 2009, incloent supervivents de la Nakba i els seus descendents. Tota aquesta gent es troba principalment en l'ocupada Cisjordània i als països àrabs veïns com Líban, Jordània i Síria. Se'ls va negar el seu dret legal internacionalment reconegut de tornar a la seva terra, per part d'Israel, simplement perquè no són jueus.

- Aproximadament 150.000 de palestins que van romandre dins del que es va convertir en les fronteres d'Israel en 1948, molts d'ells desplaçats internament. Aquests palestins -a vegades anomenats "àrabs israelians"- se'ls va concedir la ciutadania israeliana, però despullats de la major part de la seva terra i se'ls van situar sota la llei marcial fins a 1966. Avui dia, hi ha aproximadament 1,6 milions de ciutadans palestins d'Israel, que viuen com a ciutadans de segona classe en la seva pròpia terra, subjectes a més de 50 lleis que discriminen contra d'ells perquè no són jueus.




- Més de 400 ciutats i pobles destruïts sistemàticament per les forces israelianes o repoblats amb jueus entre 1948 i 1950. La majoria dels centres de població palestina, incloent cases, negocis, llocs de culte i centres urbans palestins, van ser demolides per a impedir el retorn dels seus propietaris palestins, ara refugiats fora de les fronteres prèvies a 1967 d'Israel, o internament desplaçades a l'interior d'ells.

- Aproximadament 4.244.776 d'acres de terra palestina expropiades per Israel durant i immediatament després de la seva creació.

No sembla que les coses hagin de canviar en res. Alguns païssos occidentals només es pronuncien amb advertiments, que no tenen cap valor real, fets tan sols per calmar les seves consciències , acompanyats d'un immobilisme i un “mirar a una altra banda” realment vergonyós. Tal és el poder sionista, que ningú s'atreveix a enfrontar-s'hi, ni tant sols a portar-li la contraria.

El nostre internacionalisme ens obliga a condemnar aquests abusos i enviar tot el nostre suport i solidaritat al poble palestí, única víctima d'aquesta situació tan lesiva en referència a la seva sobirania i els drets humans. I a donar-los veu, a ser el seu altaveu. Com deia Fidel: “ser internacionalistes és saldar el nostre propi deute amb la humanitat . Qui no sigui capaç de lluitar per uns altres, no serà mai prou capaç de lluitar per si mateix”. Doncs això...




Per acabar, permeteu-me la llicència de recomanar-vos un llibre: “Nakba: 48 relats de vida i resistència a Palestina” de Salah Jamal. (Tigre de Paper 2018) Experiència viscuda de primera mà...



Carles Estríngana
La Guerrilla Comunicacional



miércoles, 10 de junio de 2020

LES PANDÈMIES DE LA PANDÈMIA


Si la Regió sanitària de Girona aviat estarà confinada en la fase 3, us puc assegurar que un servidor no arriba a tant. Per l’edat, per allò que anomenen patologies prèvies i per la bilis i altres líquids mal païts per la meva persona, de pell fina com sabeu algunes, produïts no només per les glàndules sinó sobretot per l’analfabetisme polític i la idiotesa, mal patits durant hores i hores i hores tancat a casa, per tot plegat podria dir que un servidor està confinat en la fase -1. Vull dir que està sota zero, sota mínims. Dit això no cal insistir en les esperances que tinc en el progrés de l’anomenat «desconfinament», amb l’horitzó de la «nova normalitat», en l’esperança de veure i viure si no la República Catalana al menys el dia que pugui sortir i entrar sense excessives limitacions i relacionar-me -sense posar-me calent amb l’obligada mascareta- més a prop dels dos metros actuals de la «distància social». Però, sobretot, perquè confio en haver oblidat la tortura d’aquelles històriques rodes de premsa del «gobierno de España» amb els patriòtics discursos dels uniformats amb el pit ple de medalles reforçant amb savis consells les recomanacions dels experts en pandèmies. I sobretot perquè deixaré d’envoltar-me d’un piló de missatges com aquests:

Un titular molt repetit: «L’increment de morts pel coronavirus continua a la baixa» Després de la lectura digueu-me: anem millor, pitjor o millor i pitjor alhora? Clar i transparent... 

Unes imatges super repetides: de flors, de plantes, de receptes i de plats de tota mena acompanyats amb comentaris del tipus uauuu quina bona pinta... [És patètic veure com aquells que mediàticament s’anomenen «líders polítics», fins i tot d’aquells que es suposa que preparen la revolució, gairebé cada dia ens delecten amb les seves exòtiques i ben cuidades plantetes i la taula parada amb un plat de festa major i un vi dels cars acompanyant...]




Uns jocs i passatemps idiotes, del tipus «Que flor va con tu personalidad» o «escoge la forma de tu pie y te diremos cual es tu personalidad» que sempre em porten a la pregunta: funcionarà també a la Xina amb 1.500 milions de persones més o menys?, cosa que vol dir que, coixes apart, tenen un problema a l’hora de veure de quin peu calça cadascuna dels 3.000 milions de cames...

Frases i ocurrències vàries com: ¿qué tipo de corazón tienes?, amb quin tipus de celebritat et confonen?, o recomanacions del tipus «a veces lo mejor es guardar silencio, sonreir y seguir adelante»...

Informacions insòlites, com aquestes recollides de la premsa digital d’aquests dies: 

«Así serán las misas en la fase 1: cortas, con mascarillas y sin contacto personal, agua bendita ni coro»... I com sempre molts dubtes sense aclarir: és passarà el platet per deixar l’almoina? Com es podrà rebre l’hòstia consagrada amb mascareta?...dubtes que la veritat no em treuen la son però que cal plantejar-se, no?, 




«Feijóo gasta prop d’un milió d’euros en distribuir mascaretes amb el logo de la Xunta», o sigui Galiza tota amb mascaretes de marca, amb Denominació d’Origen com el Ribeiro d’Ourense..., 

«El vicepresidente de EEUU, pillado entregando cajas vacías con material sanitario en un centro para la tercera edad»... sí però la foto ha donat la volta al món i recordeu que una imatge val més que mil paraules... 

i aquí tampoc podem treure pit: «Ridícul de Pedro Sánchez: la CNN l’atrapa mentint amb les proves PCR», «La patronal de l'oci nocturn demana al govern espanyol poder prendre la temperatura als seus clients», no concreten però si a l’entrada o a la sortida quan el personal va calent calent... 

«Renta básica estatal y reanudación de la caza, peticiones de Castilla-La Mancha a Pedro Sánchez», la «caza» activitat essencial, sí senyor!, 

«El cardenal Cañizares se salta el estado de alarma y abre la basílica de la Virgen de los Desamparados ante una aglomeración de gente», sense comentaris, no? 

I es que quan entra el mono es fa qualsevol malifeta... «Villacís corta una cinta para inaugurar la vuelta de las terrazas»... recordant segurament les que tallava el «Caudillo» per cada embassament inaugurat... 

I, per a no cansar-te més, l’últim, poètic, que pot tenir vàries lectures: «No tornarem a volar com abans»...





Però crec que la medalla d’or se l’emporta la publicitat. Escoltar centenars de vegades que «Estais girando el mundo desde estos pocos metros cuadrados...», uns metros quadrats confortables, ben moblats i amb neveres plenes de menjar i poblats per gent guapa, sana, alegre i amb el somriure permanent, o referències a «els bancs que lluiten» o a l’actitud heroica de la mainada tancada a casa és de premi, o no? És cert que de tant en tant es colen algunes perles d’alguna mosca collonera que es salta el confinament i les bones maneres: «Si no pares de dir mentides, el concepte de veritat simplement desapareix», «Trump es el presidente más criminal que jamás haya habitado el planeta Tierra» o «Estats Units, senzillament, està governat per sociòpates», del filòsof i lingüista Noam Chomsky o «S’ha tornat a demostrar que l’òrgan humà més sensible no és el cor sinó la butxaca», de l'ex-president de l'Uruguai José Mujica. Malgrat tot, costa que algú expliqui les raons de les mentides i silencis sobre les polítiques criminals contra Cuba, Veneçuela, Nicaragua, etcètera... 




No m’estranya que comencin a advertir-nos de les seqüeles de tant confinament suportant tanta ximpleria. I és que rentant-nos les mans és possible que mantinguem a ratlla el bitxo però com podem rentar la tele, l’Internet i demés dispositius de la propaganda capitalista?

Ens anuncien la fase 3 però de veritat de veritat seguim igual... Els titulars més llegits (i subratllats, per mi) d’aquests últims dies: 

«Sánchez decide respaldar a Marlaska: le encomienda ahora acabar con las cloacas de Interior y acalla las críticas internas. El presidente es consciente de que tiene "una labor complicada" y quiere hacer constar su apoyo. Algunos miembros del Gobierno sí critican los errores cometidos por Interior en la destitución de Perez de los Cobos. Unidas Podemos no cuestiona la permanencia de ministro en el Ejecutivo. En 2019 Marlaska dijo que las cloacas ya no existían», policia patriòtica de la Patria Una Grande y Libre, 

«34 antiguos altos cargos políticos se sientan todavía en los consejos del Ibex. El rechazo social a las ‘puertas giratorias’ ha hecho que baje su número en los últimos años, pero todavía están presentes en 17 de las 35 grandes sociedades cotizadas», Montilla la pilla, 

«Telefónica repartirà 2.000 milions entre els seus accionistes el 2020. La companyia que presideix Álvarez-Pallete ha retribuït als seus accionistes amb més de 10.000 milions en els últims cinc anys», tarifa plana para todas, 




«El director de la radio y televisión pública de Galicia se gastó casi 70.000 euros en la reforma de su despacho. La partida de dinero público fue autorizada por el directivo de la cadena pública e incluía la remodelación de un aseo de apenas tres metros cuadrados por 7.500 euros», el paper de wàter va car aquests dies, 

«El Gobierno andaluz pide frenar el paso del Estrecho a 3 millones de marroquíes por la pandemia mientras espera recibir 5 millones de turistas», els turistes ja se sap venen vacunats de tot, 

«Presentados ante la ONU 39 casos de supuestos abusos policiales racistas ocurridos en España durante el estado de alarma. El Equipo de Implementación del Decenio Internacional para los Afrodescendientes en España y RIS documentan en un informe 70 incidentes racistas y prácticas institucionales discriminatorias durante la crisis de la COVID-19», es que els negres es veuen més, 

«Una web vinculada a Vox pregunta si "el rey debería disolver las Cortes, convocar al Ejército y tomar el mando". La página 'España es Voz', dirigida por un candidato de Vox y un colaborador de la campaña electoral del partido, viraliza a través de grupos de Facebook una encuesta que pregunta si el rey debería derrocar al Gobierno» o «Guardia Civil "Lo que le vendría bien al Gobierno es un 23-F pequeñito": Jiménez Losantos acusa a Sánchez e Iglesias de "soñar" con un golpe de Estado», apaga y vámonos...


Postdata:- «El Gobierno permite finalmente a bares de ocio nocturno y discotecas abrir en fase 3 con un tercio de aforo y sin baile. La nueva Orden publicada este sábado en el BOE permite a los locales de juego y apuestas así como a las plazas de toros abrir en cualquier fase siempre que no superen la mitad del aforo autorizado». Y ahí lo dejo, Gonzalo Boye dixit. Buenas noches y buena suerte...

Pere Nicolau
La Guerrilla Comunicacional






lunes, 1 de junio de 2020

PARA ESTE VIAJE NO NECESITÁBAMOS ALFORJAS


Estimado Covid19,

Te escribo desde la confianza mutua que hemos adquirido durante estos últimos meses, en los que acabamos representando un esperpéntico y desalmado juego en el que tú intentas atraparnos y nosotros tratamos de darte esquinazo. Está siendo un juego desigual de fuerzas; tú has demostrado ser mucho más numeroso, más rápido y más hábil jugando con el factor sorpresa. Nosotros vamos a remolque de tus andadas, escondiéndonos y poniéndote obstáculos, pero viendo cómo te has ensañado con los que han quedado fuera del escondite, que no son los más despistados, ni los más lentos, ni los más torpes, sino los más vulnerables.


Aly Song. Reuters


Este perverso juego, del que claramente estamos saliendo perdedores, nos está dejando un paisaje extraño, y lo que es peor, un horizonte incierto. Nos has sacado los colores poniendo al descubierto asuntos que ya casi se daban como normales, pero que ahora vemos que quizás no lo son. Y quizás sea la parte del juego de la que podremos sacar provecho, remendar errores. Te puedo contar algunos y verás que en el fondo nos serás de ayuda.


Dibujo del artista iraní Alireza Pakdel


Nada más llegar tú, nos quedamos sin mascarillas quirúrgicas ni equipos de protección. Nos obligaste a usar tantas de golpe que no pudimos responderte. Hace tiempo que aquí decidimos que los tejidos (desde las camisetas y calzoncillos hasta las vestimentas médicas, pasando por todo el abanico textil), nos lo fabricarían otros países. No porque fuésemos incapaces o nos diera pereza, sino porque salía más barato. Poco o nada nos importan los porqués y las consecuencias de ese abaratamiento, o si las trabajadoras que lo producen tienen unas condiciones laborales y de vida dignas, o si transportarlo hasta aquí contribuye a una contaminación desorbitada. Es más barato y punto. Ahora nos encontramos que en un país como el nuestro, que es  capaz de producir armas para que medio mundo mate al otro medio, no lo es para producir estas mascarillas y equipos. Tuvimos que sacar el baúl de los retales de la abuela y hacerlas como manualidades en casa para descargar un poco la demanda, y de paso demostrar que los tejidos sociales y solidarios funcionan mucho más rápida y eficazmente que los institucionales.  Igual nos tenemos que repensar que eso de atender a criterios exclusivamente economicistas de los grandes capitales, no es el camino para estimular la economía propia. 


Abuela transforma sujetadores en mascarillas. Ruptly


Nos has abocado a la evidencia también de ver y saber qué papel juega la tierra, campesinos y pecuarios en nuestras vidas. Te recuerdo que por tu culpa, decidieron encerrarnos en casa durante dos meses. Tras los primeros momentos de pánico por si se acababa el mundo, lo que se acabó fue el papel de váter, conservas, levaduras y harinas varias; no acabando de saber muy bien la relación exacta entre todos ellos. No sé si todos los panaderos amateur provocaban con sus masas-madres demasiadas visitas al wc, o de tanto garbanzo y atún enlatado hubo crudos restreñimientos, el caso es que fueron productos difíciles de encontrar durante un tiempo. Pero lo que no faltó nunca fueron los productos de la tierra, que a pesar tuyo, no descansa. Los vecinos agricultores siguieron plantando y recogiendo, los vecinos ganados seguían pariendo y dando leche, nuestros pescadores seguían proporcionándonos pescado,… Vimos cómo todo lo próximo estaba activo para alimentarnos en nuestros refugios. Nuestras neveras se podían llenar de máxima calidad sin echar de menos todo lo que hasta ahora nos llegaba del otro lado del mundo y que pensábamos imprescindible. Igual también debemos repensarnos nuestro consumo, nuestros canales de comercio alimentario e impulsar ya de una vez lo más próximo.

Por tu culpa, lo de quedarnos en casa paró el mundo, y con él un montón de economías precarias desembocaron directamente en la miseria. De golpe salió a la luz la cantidad de personas pobres sin trabajo; con trabajo pero pobres igualmente; niños dependientes de la comida principal en la escuela; alquileres abusivos que no se pueden pagar;…Nuevamente las redes de soporte social responden como pueden a esta angustia colectiva, respondiendo a la demanda de comida y alojamiento, triplicada en pocos días, de gentes que hasta entonces llevaban una vida “normal”. Igual aquí nos llega otro repensar sobre si esta “normalidad” es de recibo. Se vuelven a oír vocecitas sobre la renta básica universal, esa cosa que siempre acaban aparcando bajo los mil y un pretextos, y que ahora tú nos lo pones en bandeja para tomarlo en serio.

Nos dejaste encerrados a los niños dos meses, acordando que harían los deberes on-line, con los maestros como locos inventando cómo llegar por una pantallita a sus alumnos. Parecía hasta divertido, hasta que se puso de manifiesto la brecha digital que tenemos (que no es otra que la brecha que labra la pobreza), y resultó que no todos los niños podían tener a su maestro en la pantalla porque no tenían pantalla por la que pudiera salir. Otro fiasco social sobre el que repensar. Y  ahora que se intenta volver al cole, resulta que tienen que estar a 2 metros unos de otros. ¿Por qué no envías alguna señal, en forma científica si es posible, que sugiera que eso es una barbaridad? Que la única posibilidad de evitar que se toquen, jueguen, se intercambien los mocos y se abracen es metiéndolos a cada uno en una jaula, y francamente, no lo veo.


Así vuelven las niñas y niños a las aulas en China. La Voz.


Tu pérfida forma de vida, que necesita de otro al que invadir para sobrevivir tú, te llevó al blanco fácil de los ancianos. Te ensañaste con ellos, y detrás de ti descubrimos el mundo de sus residencias, en donde miles de ellos viven sus últimos tiempos. No todo lo que hallamos nos gustó. Al lado de las muy dignas encontramos también indecentes empresas privadas lucrándose con el cuidado de estas personas. Y tener ganancias en estos temas, suele tener siempre la misma parte damnificada, los usuarios. Igual deberemos repensarnos también  cómo dejar de ser un negocio el confort y la dignidad de nuestros abuelos.

Tú no te das cuenta, pero con tus ansias de expansión has sacado los trapos sucios de este sistema, que intentábamos obviar con o sin querer, y tú de golpe, diminuto e invisible enemigo,  lo pones patas arriba. Nos has puesto muchos deberes que hacer sobre asignaturas que ya arrastramos suspendidas desde hace mucho tiempo. Somos pésimos alumnos, repetidores y renuentes. Si ahora no aprovechamos este examen de repesca que nos propones, si no somos capaces de cambiar el sistema de  producción y comercio próximo; de modificar el atroz mercado de la vivienda; de procurar un ingreso a cada persona que la aleje de la miseria y la exclusión del sistema y la pobreza infantil… Si todos estos temas que nos has dejado sobre la mesa los volvemos a guardar tal cual en nuestra cartera de “normalidad”; como dirían los ancianos de mi pueblo: para este viaje, no necesitábamos alforjas.

Me despido de ti, espero que hasta nunca, renegando por todo el mal que has hecho, pero reconociéndote el desafío que nos brindas.


Pilar Parra
La Guerrilla Comunicacional




viernes, 29 de mayo de 2020

CUBASALVA


                      
El título de este artículo es mucho más que una etiqueta de campaña virtual en las redes, o hashtag, como le llaman los más jóvenes. Es una verdad incontestable que  Cuba  SALVA VIDAS dentro y fuera de la isla. Por eso, nada más justificado que la campaña de recogida de firmas solicitando el Premio Nobel de la Paz para las brigadas médicas cubanas

Hace muchos años, oí decir a Ricardo Alarcón, por entonces, Presidente del Parlamento Cubano, que “Cuba no sólo defiende los Derechos Humanos, sino que los exporta”, refiriéndose a las brigadas médicas que  ya se encontraban salvando vidas en los países más pobres del planeta y a la ayuda solidaria en educación y asistencia en catástrofes naturales. Además, no hay que olvidar que en Cuba, desde el principio de la Revolución, han estudiado de forma gratuita, miles de jóvenes de países pobres. Desde 1999, en la Escuela Latinoamericana de Medicina, se han formado más de veinte mil médicos de 74 países de África, América Latina e, incluso, EE.UU. Una vez terminada la carrera, costeada íntegramente por la Revolución Cubana,  llevan sus conocimientos y su atención a sus países de origen SALVANDO VIDAS, el principal Derecho Humano. Precisamente, lo único que se les exige a estos jóvenes es que una vez concluidos sus estudios, regresen a sus localidades y barriadas humildes para ejercer allí la medicina y devolver lo que han aprendido. Todos ellos, jamás habrían podido costearse la universidad en sus países.


Estudiantes de diferentes países estudian gratis en Cuba. Foto MINREX


Ahora, en plena pandemia, cuando el Coronavirus ha cogido al mundo desarrollado fuera de juego, Cuba ha vuelto a dar un ejemplo de solidaridad y de Derechos Humanos. Y, como ya dije en un artículo anterior, no ha sido sólo en los países pobres, sino en la rica Europa: Italia y Andorra. En Italia, se acaba de despedir con honores a la brigada cubana que durante más de dos meses ha luchado contra el Coronavirus en Lombardía. En total, medio centenar de países cuentan con la asistencia del personal sanitario  cubano.  En muchos de esos países ya estaban antes de la pandemia. Nada menos que treinta mil médicos y enfermeras/os diseminados por los cinco continentes. El ejercito de batas blancas que, dentro y fuera de Cuba, hace que la sanidad cubana sea única en el mundo.

Todo esto yo ya lo sabía, igual que lo saben los compañeros que simpatizan y siguen de cerca todo lo concerniente a los logros de la Revolución Cubana. Pero vivirlo en Cuba, en plena pandemia, ha sido una experiencia inolvidable que, a pesar de la necesidad imperiosa que tengo de transmitir, no sé si seré capaz de hacerlo en toda su magnitud. 
   
Llegué a Cuba el 15 de marzo, cuando el país sólo tenía unos cuantos casos importados con orígen en un grupo de turistas italianos. Pero Cuba ya se había preparado para lo que se le venía encima, como he podido comprobar durante los dos meses de estancia allí. 


Interferón alfa2. (Foto de www.radioenciclopedia.cu/Juventud Rebelde)

        
Cuba es una potencia  mundial en medicina y en investigación científica. Hace treinta años se puso en marcha la industria biotecnológica impulsada por Fidel Castro. Cuba fue el segundo país del mundo, después de Finlandia, en producir el interferon leucocitario. Más tarde llegaría el interferón recombinante, el ALFA2 B, que se ha utilizado para el tratamiento de la enfermedad. En China, Cuba tiene una planta farmacológica donde se produce este medicamento, en colaboración con las autoridades de aquel país. Por eso fue el primer lugar donde se aplicó este Interferón para combatir la enfermedad y, más tarde, 70 países lo solicitaron a las autoridades cubanas. 

En total, en Cuba se han aplicado 22 medicamentos para el tratamiento de la COVID 19, veinte de ellos de producción propia. En abril empezaron a realizarse ensayos clínicos para una vacuna que, aunque no es específica para el CORONAVIRUS, estimula el sistema inmunoinnato que es el encargado de reconocer y defender al organismo contra este tipo de patógenos. Se trata de la vacuna antimeningocócica. A principios de mayo, ya se estaba administrando. Yo fui una de las que la recibió de forma totalmente gratuita. El día que nos administraron la vacuna se habilitó como consultorio un restaurante que, como todos, estaba cerrado por la pandemia. Todo funcionó como un reloj suizo. Nos tomaron la temperatura, la tensión arterial, nos hicieron una ficha médica y tras inyectarnos la vacuna, nos tuvieron una hora en observación por si aparecía alguna reacción adversa. Anteriormente, a todos los grupos de riesgo como somos los mayores de sesenta años, se nos administró un tratamiento homeopático, el PREVENGO-VIR, que también estimula el sistema defensivo.


Prevengo-Vir. Foto de la web Chequeado. Argentina


No olvidaré el día en que, casi a las nueve de la noche, la doctora de familia y la enfermera fueron, casa por casa, para entregarnos las gotas y explicarnos cómo teníamos que tomarlas. Es precisamente el sistema de atención primaria el que hace fuerte a la sanidad cubana, como ha alabado y reconocido la Organización Panamericana de Salud. Cuba, con algo más de once millones de habitantes, cuenta con más de cien mil médicos y una media de nueve médicos por cada cien mil habitantes. Cada circunscripción tiene un consultorio médico que lleva un control exacto de cada uno de de sus moradores, porque el médico de familia no espera a que el paciente vaya al consultorio, sino que lo visita en su casa y conoce sus patologías haciendo un seguimiento de sus constantes vitales, con especial atención a los mayores y personas vulnerables. La Humanidad, abnegación  y entrega del personal sanitario sólo puede explicarse en un sistema en el que prima, por encima de todo, LA VIDA.

Otro medicamento cubano, la Biomodulina T, se está aplicando con éxito para tratar a pacientes que se encuentran en estado crítico a consecuencia de esta enfermedad. Pero es un fármaco que lleva aplicándose desde hace más de veinte años para tratar infecciones respiratorias en ancianos. También se está utilizando el plasma de pacientes recuperados para aumentar los anticuerpos en enfermos. 


La Biomodulina T registrado en Cuba desde 1994. (Foto: Cubasí)


Se han obtenido muy buenos resultados con el anticuerpo monoclonal humanizado ITOLIZUMAB, que frena la llamada “tormenta de citoquinas” o reacción descontrolada del sistema inmune que tiene   consecuencias muy graves. Este medicamento se produce en Cuba desde 2014 y se emplea para tratar enfermedades como la psoriasis y la artritis reumatoide. 

También con el fármaco creado en el Centro de Ingenieria Genética y Biotecnología,  CIGB-258, que antes de la pandemia se encontraba en fase de investigación para el tratamiento de la artritis reumatoide, se ha demostrado eficaz para combatir la inflamación que produce el CORONAVIRUS.

Por último, el Instituto de Hematología e Inmunología, ha realizado ensayos clinicos para tratar con celulas madre las secuelas pulmonares de los pacientes que han sufrido la enfermedad. El procedimiento consiste en la administración, por vía endovenosa, de un concentrado de células madre que incluye células hematopoyéticas y otras con propiedades inmunorreguladoras que disminuyen o detienen el proceso inflamatorio provocado por el Coronavirus y recuperan el tejido dañado.

Pero además, lo que diferencia a la medicina cubana de otros sistemas sanitarios es la prevención. Por eso en Cuba no se espera a que los enfermos acudan al sistema de salud, sino que es éste quien busca a los enfermos, antes incluso de que tengan síntomas. Fundamental en esta enfermedad donde un alto porcentaje de infectados permanece asintomático mientras puede seguir propagando el virus.  Es lo que aquí se denomina  PESQUISAJE ACTIVO. Un ejercito de personal sanitario y estudiantes universitarios va diariamente, casa por casa, buscando personas vulnerables, posibles casos sospechosos por haber mantenido algún contacto con viajeros o con síntomas de la enfermedad. Los casos considerados sospechosos son ingresados en centros habilitados para el aislamiento: hoteles, zonas recreativas, residencias de estudiantes y otras instalaciones que, sin ser hospitales, se habilitaron para mantener en vigilancia epidemiológica a estas personas, con todas las atenciones y garantías sanitarias y donde se les realizan las pruebas pertinentes y el tratamiento preventivo.


Pesquisa activa en Cuba. Foto Agencia EFE


Al principio de la pandemia, Cuba contaba con dos tipos de test para detectar el virus: uno rápido, que en tan sólo media hora detecta la presencia del patógeno. Y otro más lento pero mucho más fiable: el PCR en tiempo real. A principios de abril empezó a elaborar otro test de producción propia, un diagnosticador de tecnología SUMA, que en tan sólo un mes ha empezado a aplicarse de forma masiva. La Tecnología SUMA (Sistema Ultra Micro Analítico) es una técnica avanzada en el diagnóstico de enfermedades, desarrollada en el Centro de Inmunoensayo de La Habana. Ha sido pionera en la fabricación de reactivos, equipos y desarrollo de programas para el diagnóstico de enfermedades metabólicas congénitas a nivel mundial y ahora se emplea para el diagnostico del la COVID 19. SUMA se caracteriza por los pequeños volúmenes de muestras a procesar, ya sea sangre, plasma y otros fluidos corporales, y el ahorro en reactivos. Desde que comenzó la enfermedad, se han realizado 95.511 muestras para diagnosticar el virus.

A las personas sospechosas, antes incluso de confirmarse la enfermedad, se les trata con los medicamentos antivirales de los que ya hemos hablado y que potencian el sistema autoinmune. De esta forma, la medicina cubana le gana tiempo al virus y se adelanta una media de tres días a las terapias para combatir la enfermedad. Y de todos y cada uno de los casos confirmados, se ha hecho un seguimiento exhaustivo de los contactos, buscando el orígen del foco. Del 98 por ciento de los casos, se ha conseguido encontrar la fuente de infección.

Por supuesto que toda esta atención es absolutamente gratuita y en Cuba no hay que escoger entre quien vive y quien muere porque todos los enfermos sin excepción, viejos o jóvenes, con patologías graves o sin ellas, han sido tratados hasta la extenuación y se ha luchado sin tregua, sin escatimar recursos, para salvarles la vida. 

A fecha del día 25 de mayo, dos meses y medio después de los primeros casos en el país, se han diagnosticado 1.947 enfermos de los que 978 eran asintomáticos en el momento del diagnostico, lo que supone el 50’2 por ciento. Se han curado 1.704, es decir, casi el 80 por ciento de los pacientes. Ha habido que lamentar 82 fallecidos, todos ellos con graves patológicas previas y factores severos de riesgo como hipertensión arterial, diabetes melitus, insuficiencia renal, patologías cardiacas, obesidad, edad avanzada o cáncer. La letalidad es del 4’2 por ciento, muy por debajo de la media en la zona de las Américas, donde está en el 5’89 por ciento, mientras que  a nivel mundial, la letalidad alcanza el 6’48 por ciento. En estos momentos, quedan 444 ingresados en los hospitales de los que 285 son sospechosos y 159 confirmados.




Y todo este esfuerzo lo hace un pequeño país, de recursos limitados, bloqueado desde hace seis décadas por EE.UU, el país más poderoso del planeta. Un bloqueo que se ha recrudecido de forma brutal desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca. ¿Se imagian el nivel de desarrollo que Cuba podría haber alcanzado sin el criminal bloqueo de Estados Unidos? 

La situación economica derivada del endurecimiento del bloqueo se ha visto agravada por la pandemia, ya que Cuba se ha quedado sin su principal fuente de ingresos: el turismo. Todo ello ha provocado un escenario mucho más complicado para los cubanos ante la escasez de productos y las enormes colas interminables que se producen en las tiendas para intentar conseguir algo. Podemos hacernos una idea si comparamos: aquí, en España, en nuestro primer mundo, tenemos la posibilidad de ir una vez al mes al super y comprar todo lo que necesitamos. O comprar por internet. Siempre y cuando tengamos trabajo y un mínimo de ingresos económicos, claro, porque de todos son conocidas las colas del hambre en España. En Cuba, practicamente hay que salir a diario para ver qué encontramos en la tienda después de hacer una larga cola. Las compras por internet fueron una opción que se intentó, pero que ha generado muchas quejas de la población porque el sistema colapsó. Conseguir un litro de aceite, papel sanitario, detergente, champú, café, leche en polvo, embutidos o pollo, puede ser un periplo por varias tiendas y de varias horas.


Campesinos cubanos. Foto de Cibercuba.


Para paliar, en parte, esta situación, los campesinos han aumentado la producción agropecuaria y las cooperativas agrarias han donado toneladas de alimentos a hospitales, centros de aislamiento, hogares de ancianos... De igual forma, para estirar como un chicle la producción de carne, absolutamente insuficiente para abastecer a toda la población, se elaboran embutidos, croquetas y otros productos proteicos.

El Estado ha incrementado la cuota de productos que se garantizan por la cartilla de abastecimiento a precios subvencionados. Se ha ofrecido un suplemento de pollo, huevos, aceite, aseo, fruta y verduras. También se ha intensificado el control y persecución de las ilegalidades en torno a los acaparadores que, en connivencia a veces con algunos administradores de tiendas, desvían productos para su reventa ilícita. 

Pero, aunque esos casos de ilegalidades, robos y actividades ilícitas existen, se combaten y se están dando a conocer en la TV cubana, lo que prevalece en esta sociedad es la solidaridad. La Federación de Mujeres Cubanas, estudiantes, organizaciones sindicales, comités de Defensa de la Revolución, se han organizado para atender a los ancianos en sus casas y llevarles los productos de primera necesidad. También se ha hecho en los barrios o municipios donde, a consecuencia de casos de transmisión local de la pandemia, se decretó el aislamiento. La confección de nasobucos o mascarillas, se generalizó desde los primeros días por talleres de costura  y artesanos, así como por cualquier particular que tuviera una máquina de coser y que, de forma altruista, los repartían a vecinos, médicos, personal sanitario, centros de aislamiento. Los conductores de guaguas y de taxis, se ofrecieron para el transporte de pacientes y del personal sanitario. Los restaurantes e instalaciones hoteleras, elaboran comida, a precios muy módicos, para llevar a casa y para donar a personas vulnerables y centros hospitalarios o de aislamiento. Los trabajadores autonomos con talleres de diversa indóle, se han puesto a fabricar viseras protectoras para el personal sanitario, respiradores para las Unidades de Cuidados Intensivos y otros productos necesarios para combatir la pandemia.  

El resultado de todo esto es que Cuba está controlando la enfermedad mucho antes que otros países, a pesar del bloqueo y de las dificultades económicas que la pandemia ha generado en todo el mundo. CUBASALVA. 


Ketty Castillo
La Guerrilla Comunicacional