lunes, 16 de noviembre de 2020

LA MUJER DEL CÉSAR


Realmente vivimos tiempos extraños. Tiempos que la mayoría de nosotros hubiésemos imaginado vivir, con momentos que parecen sacados de las mejores películas (de todos los géneros, desde las de terror a las de ciencia-ficción, pasando por las cómicas). Cada día, levantarse, ir a trabajar (si se puede), escuchar-ver-leer las noticias,… se ha convertido en un deporte de aventura, por no decir de riesgo. De riesgo sobre todo para la salud mental.

Estos tiempos raros y nuevos llegan llenos de desconcierto, de contrariedades y en muchas ocasiones de desesperanza. Gestionarlos no es cosa fácil para nadie, y seguramente menos para los gobernantes, que además de administrar sus propios miedos han de procurar ofrecer situaciones que mitiguen los de la población. Pero ello no es motivo para obsequiarnos con momentos en los que la inteligencia y la dignidad personal y colectiva se ven seriamente afectadas.

Acaso sea la ingenuidad la que me lleva a preguntarme cosas, algunas chocantes y otras que parece ser que no les damos importancia, quizás porque, desgraciadamente, ya hemos aprendido a normalizar casi todo. Como ejemplos de dudas se me ocurren:

 

  • Tenemos un rey emérito (según el diccionario, “emérito”: Persona que se ha retirado de un empleo o cargo y continúa ejerciendo o disfruta algún premio o compensación como reconocimiento por sus méritos) demostrado mujeriego, acusado de fraude multimillonario en beneficio personal, por lo que todos los millones de euros que se quedó él no han ido a parar a los ciudadanos ¿Cómo puede ser que los representantes del pueblo en el congreso ni siquiera se pongan de acuerdo para pedir investigarlo? Y lo que es peor, cuando un rey, como jefe de estado, parecería ser ejemplo de comportamiento ¿cómo puede ser que ante tal atropello despilfarrador aún queden tantos habitantes de este país monárquicos?


  • En los días que vivimos, en los que “por la lucha contra la pandemia” han conseguido filtrarnos el miedo y la responsabilidad a gran parte de nosotros en forma de mascarillas perpetuas, no ver a familia ni amigos si somos más de 6, no salir del pueblo donde vives, ni de tu casa por la noche, no ir al bar ni al restaurante porque los cerraron,….¿cómo se organiza una cena-fiesta con 150 personas, en sus mesitas redondas tan cucas, si de distancia y recogimiento va la cosa? Una cena organizada por personas ultraconservadoras, envenenadoras mediáticas y sublimes representantes del capitalismo más feroz. Una cena suntuosa, que mientras transcurría entre derroche y pompa, afuera se seguían deshauciando familias a quienes la precariedad les ganó la partida. En mi pueblo siguen muchas personas rellenando garrafas de agua en las fuentes públicas porque ya no les llega a sus casas; las colas para pedir alimentos se alargan cada día porque las medidas antipandemia (que dictan los que están sentados cenando dentro) han transformado muchas precariedades en miseria; miles de trabajadoras ya no lo son, han perdido sus trabajos y no llegan nunca las ayudas prometidas… Ahí está esa cena a la que asisten la flor y nata de las cúpulas dirigentes del país, incluyendo entre otros muchos al ministro de sanidad. Sí, ese mismo que acababa de salir en la tele dándonos todas las instrucciones anteriores, apelando a la sensatez y a la colaboración ciudadanas. Igual es porque en estas altas esferas, cuando organiza lo más reaccionario y rancio del país y asisten a dar beneplácito con su presencia quienes se autodefinen progresistas y de izquierdas, en realidad es donde decide el capital, y a ése no hay virus que le desgaste.

     

  • Y seguimos con las dichosas medidas (aunque aceptadas y aplicadas como buenos y juiciosos conciudadanos). Llevamos obligatoriamente mascarilla, tenemos ya la cara con granos perennes; las barbillas que les salen hasta pelos a las señoras; una visión borrosa constante por las gafas empañadas que ya nos hace pensar que vivimos en Londres, siempre con niebla; las orejas transformándonos en elfos dependiendo de la goma que nos toque,….pero no pasa nada, todo sea por la causa. ¿Y cómo puede ser que el presidente del gobierno, que acababa de salir también en la tele a recordárnoslo, con su boca reglamentariamente tapada, se vaya con su señora a ver al Papa de Roma y se reciban mutuamente con el morro al aire, sin mascarillas ni distancias? Aparte de la envidia del momento, porque ya ni nos acordamos cómo es hablar con otro sin que te rebote la voz, me preguntaba si el Papa tiene algún trato divino (o aéreo) de no-agresión con el virus. De lo contrario, hay que tener cuajo como presidente para volver a la tele al cabo de unas horas a seguir pidiéndonos mascarillas y distancias.


  • Otro de nuestros representantes televisivos, el sanitario Dr. Fernando Simón, también nos ofrece momentos estelares y alguna duda. Un personaje desconocido hasta ahora por la mayoría de nosotros, y que ya lo hemos incorporado a nuestras vidas como un referente más para nuestras conductas. Comedido, moderado y atento nos ilustra constantemente sobre el panorama pandémico, conminándonos a la prudencia y buenas praxis. Y en una entrevista, a la pregunta de “a quién tiene más miedo, si a las enfermedades o a las enfermeras infecciosas”, se revela como un auténtico fracaso como hombre, como médico y como cargo público. Lo tuvo en bandeja para dejar en evidencia a los entrevistadores, a quienes personalmente creo que habría que recordarles algunas cosillas sobre el humor y los juegos de palabras, y aprovechando que son jóvenes, aún tienen tiempo de aprender a ser personas dignas. Pero no, el doctor Simón cayó en la trampa fácil y entró en el juego machista, obsceno y jocoso sin despeinarse. ¿Con qué cara miro yo (mujer y enfermera orgullosa de mi oficio y de mi género) a este individuo al día siguiente en la tele repartiendo sensatez y consejos a partes iguales?

     

Solo son unos cuantos momentos recogidos al vuelo, porque son muchos, muchísimos los que van apareciendo cada día en este país.

Nos piden que colaboremos hasta el infinito y más allá en cualquiera de las decisiones tomadas por los políticos y técnicos varios, a menudo confusas y a veces contradictorias. El desconcierto que originan en ocasiones deja paso al bochorno, porque “lo que dicen” y “lo que hacen” no solo no concuerda, sino que están en las antípodas de la coherencia. La hipocresía y el doblez repetido no ayudan a conseguir confianza. Y es que siempre nos han dicho que “la mujer del César no solo deber ser honrada, sino también parecerlo”

Quizás deberíamos reflexionar más cuando conocemos detalles como todos los anteriores, husmear un poco entre las posibles razones que los acompañan. Igual descubrimos despropósitos encubiertos, que con un poco de suerte van haciendo que reconsideremos cómo pensamos, cómo actuamos, de qué nos reímos, a quién votamos,…. Nosotros seguiremos colaborando como individuos y como sociedad en todo aquello que se nos solicita, aun sabiendo el alto coste que conlleva en ocasiones, pero por responsabilidad colectiva. Y con la tranquilidad de sentirnos una buena esposa del César.

 

Pilar Parra

La Guerrilla Comunicacional

 

 

 

lunes, 9 de noviembre de 2020

ENTRE ESCUCHAR Y OíR

 

Pisar el freno y relentizar las idas y venidas apresuradas de nuestro día a día para poder contemplar y analizar en silencio lo que nos rodea es una tarea imprescindible para una misma. Pero preocupada caminando entre los vocablos escucharnos y oirnos pienso cuántas veces hemos callado a quien intentaba explicarnos algo interrumpiéndola con nuestra opinión sobre ese mismo tema, acallando así sus palabras. Hay males contagiosos entre los humanos que nos distancian cada vez más, y uno de ellos es el no saber escuchar, porque en la gran mayoría de las ocasiones solo mantenemos la actitud de oir.


Encapsularnos en nosotros mismos no es una actitud que ayude a avanzar en la batalla para trabajar por los cambios sociales, cambios que se hacen cada día más urgentes y necesarios. Encapsular ha pasado a formar parte de mi vocabulario diario porque es la similitud que encuentro entre el comportamiento de la gran mayoría de la gente y dicha palabra. Según el diccionario de la R.A.E. significa meter en cápsula o cápsulas, y cápsula, en sus diferentes acepciones, siempre está relacionada con envoltura, cubierta o membrana. Encapsular equivaldría a una acción de protejer o de protejerse de algo externo. Y así es como observo el comportamiento actual del ser humano: protegerse individualmente ante cualquier factor externo que vaya a dañarle, tanto fisica como psíquicamente. De todo ello deduzco que la actitud de encapsularnos aumenta la falta de capacidad en saber escuchar.

Y para rematar el asunto, hemos tropezado con un virus amenazador para el ser humano que según dicen los expertos la mejor manera de combatirlo es mediante el aislamiento y el distanciamiento, para así evitar su contagio y propagación. Pienso que este virus no ha llegado en el mejor momento para nosotros, en un tiempo donde se manifiesta de manera evidente nuestra incapacidad de relacionarnos, fuera de las fiestas y encuentros familiares, un tiempo por tanto mucho más difícil para poder analizar y cuestionarnos colectivamente, socialmente, el porqué y el qué hacer con nuestras vidas.

Eso sí, hay que reconocer que el virus ha ayudado a evidenciar la vulnerabilidad del sistema capitalista que nos ha hecho creer en una sociedad intocable y perfecta, en el horizonte del final de la historia, y aquel que aun no se ha percatado creo que no solo no sabe escuchar sino que además está totalmente ciego. Pues hace ya tiempo que somos marionetas manejadas por el capital, con una obediencia absoluta a todo aquello que nos amenaza con perder un bienestar fantasmagórico que nos hace creer ser dueños de mucho por el simple hecho de tener un trabajo, aunque sea precario, y llegar a final de mes, aunque sea tirando de la targeta de crédito, y de poder pensar que siempre hay quien se encuentra en una situación peor que la de uno mismo.

Es sorprendente si analizamos la situación en la que muchos de nosotros nos hemos visto obligados a dejar de trabajar para pasar a formar parte de los llamados ERTOs, un periodo de precariedad económica al que se han visto afectadas tantas familias. Todos sabemos que mientras el gobierno ha otorgado ayudas económicas a las empresas durante este periodo nosotros hemos sido obligados a dejar nuestros trabajos y las empresas han dejado de pagar las cuotas a la seguridad social en un 100% inicialmente, pero en cambio los trabajadores han visto reducido su salario habitual en un 30%. En este mismo momento el gobierno tenía que haber ampliado las medidas de ayuda: primero para garantizar el 100% de los salarios y en segundo lugar exhonerando de los pagos de los recibos de luz, agua, gas, teléfono, etc. Y ¿por qué no se lo han planteado? Será porque las empresas encargadas de suministrarnos estos servicios básicos son privadas y muy influyentes, o bién será porque los políticos pensantes no pagan dichos servicios básicos, como me decían de pequeña "cuando te pongas en el lugar de la otra persona serás capáz de entederla". Entonces quizás en este momento podríamos pensar que si estos servicios básicos hubieran sido públicos y no privados, es decir gestionados directamente por el Estado habría sido más fácil todo. Por eso, ahora, podríamos estar de acuerdo con aquellos que pensábamos que eran unos locos cuando pedían a voces que estos servicios esenciales para una vida digna fueran públicos y no privados.


A la llegada del otoño, precioso por sus colores y sus formas, de nuevo el virus incontrolable está presente, y después de una tregua durante los meses de verano se ha dispuesto a atacar de nuevo, tal y como nos los adviertieron los expertos en su día. Entonces si ya lo preveian, ¿por qué no se ha mejorado en las carencias sanitarias que experimentaron en la primera fase del virus? Si comparamos, en nuestros trabajos cuando surge un problema de gestión de cualquier tipo en seguida se nos exige una solución para corregir y prevenir futuros problemas. Claramente nuestros gobernantes no se han tomado el trabajo en serio y no han sabido hacer los deberes que les correspondían.

La sanidad pública tiene que ser una garantía universal, por y para toda la población, no nos dejemos comprar a cualquier precio, nos están vendiendo la moto con los anuncios publicitarios de la compañías privadas de servicios médicos que se anuncian cada vez más en las diferentes cadenas televisivas, haciéndonos creer que son ellos los que velarán por nuestra salud y la de los nuestros. Tengamos presente que aunque contratemos este tipo de servicios médicos a una compañía privada esta será aun más precaria que la pública, porque ante una enfermedad larga que comporte un tratamiento prolongado, seguramente este estará limitado en el tiempo y te dejarán abandonado o precariamente atendido llegado el momento. Por eso nuestra lucha está en defender una sanidad pública, universal y que garantice una sociedad saludable.

Escucharnos. Escuchar. Para pensar con más criterio y luchar con más argumentos por el mundo que soñamos.

 

Lola López

La Guerrilla Comunicacional 

 

 

 


lunes, 26 de octubre de 2020

JUVENTUD, DIVINO TESORO

 

Después de la liberación mental que supuso el verano y el buen tiempo, la vuelta a la escuela en septiembre sembró el pánico entre la población y, he de reconocerlo, yo misma no me libré de ese sentimiento. Después de casi un año sin pisar las clases y con un bebé de seis meses en casa, trabajar en plena pandemia se me hacía un mundo.

Mucho se ha hablado del comportamiento irresponsable de los adolescentes ante el coronavirus, y por eso, el retorno a las aulas parecía que iba a ser la causa de todos los males. Y reconozcámoslo, estamos mal, los datos así nos lo indican. Los casos positivos se acumulan y la Sanidad Pública está de nuevo al borde del colapso. En mi colegio han confinado una clase esta semana. Había un positivo y han tenido que irse todos a casa a esperar (y esperar, y esperar…) la PCR dichosa. Pero ¿es el retorno a las aulas la causa de este repunte? Yo lo dudo mucho, en la mayoría de aulas confinadas hay un positivo que se ha contagiado en el entorno familiar, y los demás vuelven a clase después del resultado negativo de la prueba y el período establecido de confinamiento. Habría que ver cómo se ha contagiado ese familiar.

Evidentemente, el comportamiento de los adolescentes no es perfecto. Pero ¿qué harías vosotros a su edad si os dijeran que no podéis quedar con vuestros amigos, ni tocarlos, ni besaros con ese chico o esa chica que tanto os gusta? Se ha acabado el cine, el botellón, la discoteca, los “rollos”, las fiestas de pijama... Les estamos pidiendo mucho y ellos están dando todo lo que pueden. 

 

Adolescentes con mascarillas. Foto de La Vanguardia (https://www.lavanguardia.com/vivo/mamas-y-papas/20200712/482231466456/adolescentes-verano-coronavirus.html)

 

En la escuela los profesores debemos ir recordando cada día que estamos en una situación complicada y que ellos tienen una gran responsabilidad. A veces nos enfadamos y les gritamos y ellos asienten sin rechistar y, la mayoría, lo comprenden y tratan de adaptarse. ¿Y los adultos qué hacen? Los adultos se quejan, protestan, amenazan y se saltan con frecuencia las indicaciones de los expertos. Mascarillas por debajo de la nariz, manos en la verdura y la fruta del mercado, reuniones de amigos y familiares, y fines de semana en la segunda residencia.

Yo no soy epidemióloga, no es cosa mía decidir qué medidas son justas y qué medidas no lo son. No entiendo nada de lo que nos está pasando, me molesta, me cabrea y me entristece. A los que sí empiezo a conocer son a los adolescentes, con sus luces y con sus sombras, y en estos días he de decir que les daría un aplauso. Lamentablemente, no solo no lo van a recibir sino que seguiremos culpándolos de todo desde la terraza del bar del pueblo al que hemos ido a pasar el fin de semana con unos amigos, sin mascarilla, sin distancia y sin demasiada conciencia.

Clara Castrillo

La Guerrilla Comunicacional

 

viernes, 9 de octubre de 2020

GRANADA, EL REINO DE OSHUN

 

Si, como dice la religión Yoruba procedente de Africa y muy arraigada en Cuba, Oshun es la diosa del amor y de las aguas (ríos, fuentes y lagos), la provincia de Granada es su reino.

Granada es como una inmensa esponja que absorve el agua y que luego se exprime vertiéndola por cada uno de sus poros. Así brotan de sus montañas ríos, manantiales y aguas termales que nos hablan de sus orígenes volcánicos. En una época en la que cada vez es más incuestionable que el agua es un bien común, escaso e imprescindible para la vida en el planeta, se hace más evidente la riqueza natural que tiene esta tierra. Pero, lamentablemente, falta conciencia y voluntad política para preservar ese enorme potencial líquido.

Todo el mundo conoce el agua mineral de Lanjarón, el pueblo situado al pie de Sierra Nevada, en la parte occidental de la Alpujarra, a 45 kilómetros de la capital granadina y muy cerca de la costa. Lanjarón es famoso por su agua embotellada, pero también por su Balneario, cuyos orígenes se remontan a 1770. Aunque fueron los árabes los primeros en descubrir las propiedades medicinales de sus manantiales.

Pero son muchas las aguas termales y los manantiales de aguas purísimas y aptas para el consumo humano que existen en tierras granadinas.

Un buen ejemplo es la Sierra de la Alfaguara, situada a escasos kilómetros de la capital, tristemente célebre por ser el lugar donde fue asesinado Federico García Lorca y otras más de dos mil personas. Debe su nombre a los árabes que encauzaron el agua de uno de sus mayores manantiales para abastecer la Alhambra y el Albaycín: La Fuente Grande o Aynadamar (La Fuente de las Lágrimas). Alfaguara significa “manantial abundante”. Otra fuente, El Morquil, situada muy cerca de La Fuente Grande, es muy apreciada por la pureza de su agua y son muchos los granadinos que acuden hasta allí para abastecerse. Sólo en esta Sierra de la Alfaguara hay infinidad de manantiales. Además de los ya mencionados: La Fuente Fría, La Fuente Chica, El Cañaveral, La Fuente de Nívar, La Fuente de los Potros, La Fuente de las Minas, Majalijar...

 

La fuente de las lágrimas, Alfacar, Sierra de la Alfaguara

En cuanto a las aguas termales, hay más de 70 en toda la provincia. Después del Balneario de Lanjarón quizá el segundo más conocido sea el de Alhama de Granada.

Pero, sin duda, las aguas termales menos conocidas, más abondonadas y, probablemente, de las mejores de Andalucía, son las Termas de Santa Fe, el pueblo donde los Reyes “caóticos” establecieron el cerco de Granada durante la conquista (mal llamada reconquista). Santa Fe es famoso por sus exquisitos Piononos, unos dulces de inspiración árabe que se elaboran en la centeraria pastelería La Isla. Está situado a escasos kilómetros de la capital, bañado por el río Genil, en mitad de la fértil Vega de Granada, aunque lo de fértil... cada vez menos. Poco queda ya de una vega agobida por el crecimiento de las poblaciones del área metropolitana.

Los santaferinos han bautizado a las termas con el nombre de Aguas Calientes. Yo nací en este pueblo y, aunque sólo pasé allí los cinco primeros años de mi vida, recuerdo, muy vagamente, haber odído hablar a mi padre de “las madres del agua”. Supongo que se refería a las termas. Situadas en la zona denominada Dehesas de Santa Fe, entre olivares, en las afueras del pueblo, sus aguas alcanzan los 40 grados de temperatura y son ricas en calcio, magnesio y sulfatos, por lo que son beneficiosas para tratar problemas inflamatorios, reumáticos, degenerativos del aparato locomotor y afecciones en la piel. Su caudal es increíble y desemboca en una gran poza de unos 15 metros de diámetro y un metro de profundidad, que va desaguando en otras siete situadas escalonadamente.

Poceta principal de las Termas de Santa Fe

Pero la codicia y la estupidez humana no tienen límites. En el Norte de Europa, una riqueza natural de esas características, beneficiosa para la salud, estaría cuidada y puesta a disposición de los ciudadanos. Sin embargo, en 2003, en este Sur nuestro, una empresa privada de Galicia, la inmobiliaria Fadesa, compró el terreno para construir una macrourbanización privada. No quedó ahí la cosa, sino que, para impedir en acceso de los bañistas, tapó las pozas con tierra. El tiro le salió por la culata porque la Naturaleza se vengó, el agua volvió a brotar y las pozas volvieron a llenarse. Posteriormente, la quiebra de la empresa coruñesa paralizó el proyecto, afortunadamente. Pero el peligro no ha desaparecido. Los terrenos siguen en manos de bancos y especuladores que han cortado y cercado los accesos a las pozas. El grupo municipal de IU lleva años batallando para que se ponga en marcha un plan de recuperación pública de la zona. Además, se ha creado una plataforma de jóvenes que reivindica también el uso público de las termas y la Universidad de Granada lleva a cabo un proyecto de investigación sobre las características de las aguas.

Hace cinco años visité la zona por primera vez. Me había roto el menisco y quise darme un baño en aquellas aguas para comprobar si eran “tan milagrosas” como contaban. La primera impresión fue lamentable. Después de un periplo por carriles intransitables, sin señalización alguna, el panorama que encontramos en los alrededores de las pozas era desolador, lleno de basura por todas partes. El lugar se había convertido en el asentamiento de personas que viven allí en caravanas. En 2019, incluso se cometío un asesinato en medio de una reyerta entre dos hombres.

No obstante, en aquella ocasión me dí un gran baño en la poceta principal. Fue una sensación increíble. Dejé que el gran caño de agua que llena la poceta me masajeara la espalda. Salí como nueva, pero con un amargo sabor de boca, no por el azufre del agua, sino por el desperdicio de esa riqueza natural.

 

Ketty Castillo Pacheco

 

martes, 29 de septiembre de 2020

SOBRE "OKUPES" I TAL...

 

Als darrers mesos, sobretot els que abasten la temporada d'estiu, s'ha posat en evidència quin és el problema que més amoïna a la majoria de la ciutadania. No és la pandèmia, no és la duríssima crisi econòmica derivada d'aquesta i de les nefastes polítiques de treball, desenvolupament, investigació i recursos. No, el problema que més preocupa a la gent és la por a que la seva llar sigui "okupada", por creada, com veurem més endavant, per treure'n profit econòmic i per criminalitzar un moviment nascut per criticar les polítiques d'habitatge des de fa uns quants anys. Però anem pas a pas. Què és realment l'Okupació?
 

És el nom amb què es coneix l'acció d'apropiar-se d'un edifici o lloc abandonat amb la intenció d'utilitzar-lo com a habitatge o lloc de reunió, donant a aquest fet a més un caràcter públic i reivindicatiu. La paraula s'aplica a vegades al mateix edifici, una vegada okupat, i a les persones que l'utilitzen se'ls sol conèixer com a okupes.

Els mitjans de comunicació han popularitzat l'expressió Moviment okupa, que no sempre és acceptada pels seus protagonistes. Moltes afirmen contundentment que no hi ha tal moviment, sinó una multiplicitat de processos d'okupació no necessàriament relacionats. D'acord amb aquesta idea, es sol preferir el plural moviment d'okupacions, i encara més moviment dels centres socials, considerant que és el centre social el que dóna substantivitat política al moviment.

Okupa i els seus derivats procedeix, òbviament, de la paraula ocupació. L'ocupació d'habitatges abandonats ha existit sempre, i a Catalunya aquest fet va créixer considerablement durant els anys 1960 i 70, com a forma de donar sortida a la gran demanda generada per l'afluència de població del camp a les ciutats.
 
 
Els okupes apareixen a Europa a la dècada del 1960, especialment a Berlín i Amsterdam. En aquesta darrera ciutat, el moviment va tenir gran força política, els enfrontaments violents amb la policia eren habituals i va aconseguir que l'ocupació fos legal fins al 2010. Als anys 1970 comença a la Gran Bretanya, on són coneguts com squatters. A l'Estat espanyol arriba més tard i arrelà primerament País Basc amb més força, sota el nom de gaztetxes. Darrere de diversos titubejos amb la denominació (perquè no existia en català cap paraula per a anomenar l'ocupació d'habitatges i locals), adopten el nom d'okupes, escrit amb una k contracultural i punk. Per als okupes, la diferència entre ocupar i okupar resideix en el caràcter polític d'aquesta última acció, en la que la presa d'un edifici abandonat no és només una finalitat sinó també un mitjà per a denunciar les dificultats d'accés a un habitatge. 
 
Hi ha diversos motius pels quals se sol realitzar una okupació. En alguns casos es tracta de famílies, grups de persones o individus que busquen un lloc on poder viure i no poden o no volen pagar un lloguer ni una hipoteca. Es tracta d'un moviment social que reivindica el dret a un habitatge digne. Hi ha nombrosos casos d'okupacions promogudes per gent que busca crear alternatives culturals i associatives en els barris en què viuen, a través dels anomenats centres socials okupats. La seva finalitat és crear espais autogestionats des d'on poder crear activitats lliures de pressions econòmiques i polítiques. S'organitzen assembleàriament per a evitar la creació de líders i solen estar vinculats ideològicament a l'anarquisme o a alguna tendència d'esquerra revolucionària.
 
 
A partir d'aqui, cal començar a diferenciar entre una okupació, que es sempre en immobles abandonats o propietat d'entitats bancàries i fons voltors, i el que darrerament, sota una campanya de confusió i amb finalitats de caràcter econòmic i fins i tot autoritaries, anomenen els mitjans de comunicació com okupació il.legal d'habitatges, el que legalment es coneix com a usurpació de habitatge. I aquí rau la diferència i "la madre del cordero". Els mitjans de comunicació, seguint directrius que a poc a poc anirem descobrint, fan un paquet comú i no diferencien entre l'okupació o usurpació (com dèiem, amb caire habitacional i de creació d'espais de servei públic) i violació de domicili (allanamiento de morada) (tipificat com a delicte, ja que s'ocupen cases i espais amb propietari i que tenen, contràriament al que es diu, eines per fer efectiva l'execució del desnonament de manera automàtica).

Seguint amb aquesta tàctica de confusió, s'ha fet majoritària la demanda d'un enduriment de les lleis per, sobretot, accelerar els desnonaments (proposta de llei presentada per PP i C's el juliol passat). Del que no semblem ser conscients és que aquesta llei afectarà també a les famílies que no puguin pagar lloguers o hipoteques. I aquesta és una de les trampes de tot aquest assumpte. 
 
I arribem al rovell de l'ou. Qui hi ha darrere aquesta campanya de criminalització de les okupacions (usurpació), posant-les al mateix calaix que les violacions de domicili (allanamiento de morada) (que aquest sí, acaben en mans de màfies que es dediquen a obrir pisos amb propietaris i vendre les claus).

Què ha passat amb aquesta campanya tan potent?? Doncs que ha crescut exponencialment la facturació de les empreses de seguretat. No us heu fixat que, desprès de cada programa o notícia sobre les mal anomenades okupacions, sempre, en els espais publicitaris, surten anuncis d'aquestes empreses de seguretat?. Quina és la tàctica utilitzada? Doncs infondre por a veïnes i poblacions senceres per, després, vendre tranquil·litat. I, a més, ara ja no els cal fer campanyes per telèfon o altres més tradicionals. Ara tenen un altaveu megaexpansiu: els mitjans de comunicació.
 


Tan evident és el creixement econòmic de les empreses de seguretat a Espanya que fins i tot diversos fons internacionals estan començant a interessar-se. El fons suec *EQT Value, per exemple, en tan sols dos dies s'ha fet amb el 85% de les accions de Idealista (web immobiliària) i ha adquirit el 2,7% de *Securitas, convertint-se en màxim accionista.

Com a exemple tenim a un dels majors conglomerats de comunicació existents en l'àmbit nacional: *Mediaset. Els seus canals de televisió han estat dels més conscienciosos en aquest bombardeig estival amb els okupes. I casualment els principals accionistes de *Mediaset són fons voltor, amb amplis interessos en el mercat immobiliari espanyol tal com hem comentat. 
 
L'altre gran grup de comunicació que opera en l'estat espanyol és Atresmedia, la situació del qual és similar. Grups com *The Windacre Partenariat, Invesoc Limited o BlackRock, que en formen part, tenen interessos en diversos fronts, entre ells l'immobiliari i la seguretat. Es pot confiar en la informació d'un mitjà de comunicació que pertany a fons d'inversió amb múltiples interessos? La resposta és senzilla: no. Però encara hi ha més...
 
 
La Corporació Financera Alba va realitzar l'abril de 2019 la seva major inversió de l'any, deixant-se 557 milions per a fer-se amb una important tallada del pastís de Securitas Direct. Que a què ve això? Perquè «Corporació Financera Alba» és el decorós nom que li ha posat la família March al seu hòlding empresarial. La família March és una de les més poderoses sagues que ha vist Espanya en l'últim segle. Les seves participacions empresarials legals estan valorades en més de 2.200 milions d'euros, i són presents en nombroses empreses de diferents sectors. Entre les més destacades estan: Naturgy (5,1%), BME (12%), Parcs Reunits (21%), Indra (10%), Acerinox (19%), Dominion (5%), Euskaltel (11%), Viscofan (13%) o Ebre Foods (14%). I tot aquest imperi es va originar gràcies a una sola «persona»: Francisco Franco.
 
A més de tenir com a accionista a una famosa família franquista, Securitas Direct també ha fet caixa en l'última dècada gràcies a una altra organització hereva directa del franquisme: el Partit Popular. A més de ser partícip actiu en la campanya de por actual, el PP va adjudicar a Securitas Direct més de 130.000 contractes durant l'any 2014. Tal com afirma Miguel Ángel Ménedez a ' Vozpópuli', "la crisi en la seguretat privada era un fet i en 2013 el Govern de Rajoy va acudir en ajuda d'un sector en el qual han estat relacionats des de la família Mayor Oreja fins a l'actual ministre de Defensa, Pedro *Morenés, en Destral Ibèrica, passant per altres antics ministres populars amb Aznar, com Arias Salgado o dirigents com Martín Villa...” 
TaChaaaaaaaan!!! 
 
 
Com podem veure, res és gratuït. I sempre acabem pagant les mateixes, les classes populars. I totes les irregularitats, mentides, negocis tèrvols acaben sempre concretant-se en allò que coneixem tan bé i contra el que seguirem lluitant fins al final: capitalisme en estat pur, és a dir, feixisme.

Per cert, aneu al tanto, no sigui que al anar a comprar el pà, us OKUPIN la casa..... si us passa això, truqueu a Tele 5 o a Antena 3. Segur que us faran un reportatge, això sí, de gratis, eh???
 
Carles Estríngana
La Guerrilla Comunicacional 


lunes, 7 de septiembre de 2020

ROBERT MANERA, L’ARTISTA ETERN I PRESENT, DESPRES DE 10 ANYS


El dia 4 de setembre, fa deu anys que ens va deixar en Robert Manera i Oller, l'artista, pintor i creador, ganxó, fill de Sant Feliu de Guíxols i adoptat durant molts anys a la Vall d'en Bas (La Garrotxa).


Robert Manera, 2010. El Punt


Aquest escrit vol ser un homenatge i un record per aquest artista "revolucionari" de la pintura i de les emocions i que continua viu, no només mirant o observant els seus "innovadors" quadres, sinó dins de les consciències de totes aquelles persones que vam tenir la sort de conèixer-ho en vida, i que, compartim la lluita permanent, per una societat "lliure" i "justa".

A vegades penso que com Ulisses (Odisseu) continues navegant per a la teva Mediterrània, a la recerca d'Ítaca, on la teva Penèlope (l'Emília) t'espera.

Moltes vegades, en un intent desesperat de continuar els nostres diàlegs "socràtics" interminables, et veig i et trobo reflectit en el tronc ferm d'una Olivera, en el llom d'una onada de la costa empordanesa, o en la xarxa del pescador més savi i valent de qualsevol port.

M'agradaria obrir els ulls, encara que fos un instant, i veure't a l'estudi esquitxant teles amb el so de Bach, de fons. Una imatge idíl·lica i reconfortant.

Nauta, home de mar, pescador de balenes, fill d'un begurenc de llibre, el teu mentor principal, en Pere Manera, del qual vas aprendre, entre l'olor de vernissos i olis, una metodologia acurada i rica, o del teu pare espiritual, el pintor de Sant Feliu de Guíxols, en Josep Albertí que et va ensenyar, una nova estètica, una nova manera de mirar la realitat i de reflectir-la en els quadres.


Exposició Homenatge a Robert Manera, Olot 2012


Malgrat que tu segueixes viatjant per a la teva "Divina Comèdia", amb permís, del gran poeta "Dante Alighieri", la teva obra immortal segueix sent present i útil. Per exemple:

Penso en el mal que et faria sentir totes aquestes veus que criden i ens llencen a sobre, de forma contínua, discursos “brossa”, adreçats a les vísceres o a la sentimentalitat, oblidant el que tu deies sempre:" Mai hi haurà independència individual o col·lectiva, si no hi ha intel·ligència".

En uns moments en què és més necessari que mai, allunyar del damunt nostre, la MENTIDA d'un poder embriagat. Una MENTIDA que només es pot combatre amb la VERITAT. En la teva obra seguim gaudint i respirant, autenticitat, generositat, honestedat, humilitat, compromís, i sobretot un compromís, desvetllador de consciències que, com diu l'amic comú, el Dr. Lluís Costa, és, "ni més ni menys, l'intent permanent de complir amb l'encàrrec que ens va fer en Carles Marx, d'intentar transformar el món".

En un període de la nostra història en què, necessitem humanitzar a l'ésser humà, el teu discurs artístic, tendrament humà, indòmit, inconformista màgicament vitalista i aquelles pinzellades de mil colors plenes d'amor cap a l'art i cap a nosaltres, ens segueixen donant pau, equilibri i consciència revolucionària, més que mai.

Quant més necessari és poder atiar el pensament i la cultura, únic instrument per a poder parar el col·lapse i el procés d'autodestrucció en el que estem instal·lats, és el moment de recordar, estendre i ensenyar, de forma pedagògica (com a tu t'agradava fer amb els adults o amb els nens i nenes que van tenir la sort d'escoltar les teves classes) tot el que representa la teva obra i el teu llegat en forma d'univers artístic, cultural i humanista.

En un estiu trist que espera una tardor trista, necessitem l'alegria i la màgia de la teva pintura, com a medicina encoratjadora i alliberadora

Seguint, doncs, el que deia l'estimada escriptora i gran dona, Montserrat Roig "Que no hi ha acte d'amor més gran que la "Memòria".


"Carrilet, acrílic sobre tela", Robert Manera


Volem i estem preparant per a la primavera del 2021 un homenatge,  en aquest dècim aniversari de l'inici del teu viatge iniciàtic. Aquest Homenatge consistirà amb UNA EXPOSICIÓ i UN LLIBRE de poemes sobre els DRETS HUMANS, on hi haurà poemes en text i els teus quadres que són i seran sempre POESIA VISUAL, per la lluita permanente, per una mon més lliure, més just i ecologicament equilibrat.  

Gràcies, Robert Manera i Oller, Humanista i Filòsof de l'Art.

Joan Tamayo Sala
Advocat activista dels DDHH
Poeta


domingo, 23 de agosto de 2020

40ª ANIVERSARIO DE LA CNA DE NICARAGUA


Carta al Maestro Orlando Pineda Flores

Apreciado Maestro, estimado hermano, compañero y amigo Orlando Pineda Flores, guerrillero siempre de la Alfabetización y presidente de la Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca Amador, como decir de ese gran equipo que mantiene eternamente vivo el sueño de una Nicaragua Libre, culta y alfabetizada: Creo que a estas alturas de nuestras vidas no tengo que decirle que es para mi un enorme orgullo haberles acompañado año tras año compartiendo ese sueño de ustedes que es también de su pueblo. Aquel pueblo que un día como hoy, de hace ya cuarenta años, iniciaba la página sin duda más gloriosa de la Historia de la Educación nicaragüense.




Curioso. Unos días después de aquel 23 de marzo inicio de la extraordinaria e irrepetible gesta educativa, política y logística que fue la Cruzada Nacional de Alfabetización Héroes y Mártires por la Liberación de Nicaragua un muy querido poeta catalán y gran persona escribía un poema titulado “Ara mateix”, Ahora mismo, que finalizaba con un verso preñado de esperanza: “tot està per fer i tot és possible”, todo está por hacer y todo es posible. Repito para que las palabras no se las lleve ningún viento: todo está por hacer y todo es posible… 

Creo que quedan vacíos de contenido casi todos los discursos que puedan hacerse sobre la celebración de hoy ante la contundencia de este último verso del poema. De esta sencilla frase que en la línea de pensamiento del mejor Paulo Freire nos recuerda que todo sueño, que toda causa justa, que toda lucha individual y colectiva es posible. Porque estaremos de acuerdo Maestro, hermanos de la AEPCFA, pueblo nicaragüense todo, que esa fue la gran enseñanza de la Cruzada Nacional de Alfabetización que hoy recordamos en su 40 aniversario: que aquellos jóvenes que se adentraron en la montaña hasta llegar a los lugares más recónditos convirtiendo la oscurana en claridad demostraron a su pueblo y al mundo que todo está por hacer y que todo es posible… Ni más ni menos…

En Cataluña, en el camino de conquistar la soberanía y los valores republicanos, usted sabe bien que recibimos con una gran complicidad ese legado hasta hacerlo nuestro y que la Revolución Sandinista y la Alfabetización, o viceversa, que son las dos caras de la misma moneda, han sido ejemplo y guía de muchas de nuestras luchas por la educación y por la vida. Sólo tenemos pues que agradecerles sus enseñanzas y su solidaridad y acompañarles felices en esta y en todas las celebraciones de la Nicaragua, y de la Nicaragua Indígena, Libre de Analfabetismo.

¡Puño en alto! ¡Libro abierto!

Sebas Parra. Girona, Cataluña, 23 de agosto de 2020, en celebración del 40 aniversario de la CNA de Nicaragua.

http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/general/288169/entregan-orden-joven-promotor-a-destacados-alfabetizadores/

http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/general/288101/reconocen-labor-del-profesor-orlando-pineda-durante-la-alfabetizacion/



lunes, 27 de julio de 2020

SALUT I BONES VACANCES, SI FOS EL CAS


Escric aquestes ratlles un 25 de juliol, Festa Major confinada de la veïna Vila de Salt, des de Santa Eugènia de Ter, a la perifèria de la ciutat de Girona. De fet vaig començar a escriure ahir però el dia no acompanyava: malgrat que un parell o tres de generacions abans van poder celebrar un primer important pas en el combat contra la Girona grisa i negra -l'enllumenat elèctric a la ciutat s’inaugurà l’any 1886- per alguns el dia serà sempre recordat amb tristesa. Just cinquanta anys després que Girona s’il·luminés amb els primers dels 193 fanals d’enllumenat públic, moria un jove mestre revolucionari català, en Didac Tarradell, militant del POUM -Partit Obrer d’Unificació Marxista- i primer company sentimental d’una altra mestra, l'Antònia Adroher, la primera dona regidora de l'Ajuntament de Girona, en un intercanvi de dispars entre membres del Comitè del Front Antifeixista i un grup carlista.


 Capella ardent de Dídac Tarradell.  25 de juliol 1936.
Foto Lux, CRDI - Ajuntament de Girona.


Jo vull pensar que la sang del primer mestre caigut en combat a la Girona defensora de la República dels mestres es va fer generosa llavor de futur. I només dos anys després, quan la derrota es pressentia ben propera, es celebrava la col·locació de la primera pedra de l'escola Prat de la Riba, al barri de les Pedreres. La nova escola, sumada als Grups Bonaventura Durruti (en l’antic convent Maristes de la Mercè), Carles Marx (en l’antic convent de La Salle) i Prat de la Riba, instal·lat en uns locals provisionals, havien de solucionar la manca crònica de places existents, augmentada extraordinàriament per l’arribada d’infants refugiats de guerra. 


Formació de milicianes del POUM en el pati interior
del convent de les Beates. 1937.
Foto Lux. CRDI - Ajuntament de Girona.

No és l’únic fruit d’aquella generosa llavor: uns mesos abans, l’1 de setembre de 1937, el secretari de l’ajuntament de Pla de Ter, avui Santa Eugènia de Ter, certificava que «la corporació municipal havia resolt triar un camp -propietat del Marquès de Camps- (...) per ubicar-hi l’emplaçament de l’edifici escolar i que les obres començarien per compte del municipi a fi de donar feina als obrers en atur forçós». Estic parlant de l’actual Escola de Santa Eugènia.


Escola de Santa Eugènia


Torno al passat dia 24, quan vaig lliurar al corrector de la Guerrilla, Dani Vivern, el text d’un llibre que esperem sigui, per l’octubre proper, el tercer volum de la col·lecció inaugurada amb Tengo algo que contarte. Correspondencia entre dos mujeres, de la Habanera i Vicentita, i continuada amb Una veu de l’exili. Les cartes del mestre Josep Vilalta (febrer 1939-abril 1941), de Salomó (Mon) Marquès. El llibre, de M. Irene Garcia Bretón i Sebas Parra, es titularà La força del coneixement. Crònica de 40 anys de l’educació d’adults a les comarques gironines. I fa un recorregut des de l’herència franquista tancant cada capítol amb una breu vivència personal meva. Faig un avançament editorial d’un d’ells en memòria de tanta llavor esperançada i republicana com la dels exemples anteriors: 

L’alfabetització en els temps del còlera. 
Sebas Parra
Paradoxal i curiós: quan miro enrere i penso en el binomi franquisme/analfabetisme el meu cos s’inunda de ràbia i alhora d’una profunda commoció feta tendresa. De la lògica ràbia per tants crims, tanta repressió i tant segrest de llibertats i drets humans i socials, polítics i culturals, i entre ells el dret a l’educació, i de la memòria del meu primer contacte amb l’alfabetització, amb la màgia de viure el moment que una persona sembla que dibuixa afanosament més que escriu per de seguida llegir emocionada la seva primera paraula. Deixo aparcada la ràbia i explico la vivència de la meva primera alfabetització feta amor en els temps del còlera propis de la dictadura franquista.

Amb nou anys i mentre preparava l’examen d’ingrés al batxillerat, vaig tenir l’oportunitat d’ajudar Pedro el Cojo, que també era manc, un cobrador dels anomenats «rebuts dels morts» casa per casa, i mestre empíric del poble de la Manxa on vaig néixer, en una mena de classes nocturnes per a homes joves i adults. I al recordar-lo m’acompanyen sempre dues sensacions: un ambient extremadament fosc i una forta i inaguantable pudor. Lògic si us dic que les classes tenien lloc en una vaqueria on en una estància contigua a l’estable que acollia tres o quatre vaques durant la fred rigorosa de l’hivern se situaven dos velles tosques taules paral·leles i uns bancs a cada costat de taula. Amb l’entrada de la nit començaven a venir fins a una vintena de nois joves i alguns adults més grans amb una llibreta i un llapis a la mà i moltes hores de dura feina al cos. Encara em fa mal recordar l’esforç d’aquells dits deformats per la fred i l’aixada a l’hora d’agafar el llapis i començar a dibuixar els primers números i lletres del dia.
Pedro el Cojo, que ocupava la capçalera d’una de les taules, em va assignar la mateixa posició a l’altra dibuixant el que podia haver sigut una escena de pel·lícula de Buñuel mostrant l'antítesi de qualsevol escola d’adults pensada com Déu mana. Amb el temps, però, i després de molts viatges a Nicaragua, aquest escenari m’ha ajudat a entendre què és i què vol l’educació popular molt millor que doctes documents escrits per experts en la matèria.
La meva feina era ben senzilla: corregir operacions de les «quatre regles», de la suma més senzilla a les divisions de dos i tres xifres amb decimals, i, excepcionalment, quan així m’ho demanava «don Pedro o el senyor Pedro», doncs el mestre sempre era un senyor, posar noves operacions i fer dictats d’un exemplar del Quixot absolutament atropellat per l’ús de moltíssimes diverses mans. Unes correccions que avui serien ben curioses: els errors en les operacions s’indicaven subratllant amb llapis la xifra incorrecta per tal que es tornés a repetir el càlcul fins al B, bé, o MB, molt bé, depenent de la dificultat de l’operació, que certificava la victòria final. Pel que fa als dictats, una vegada escrit el punt final un dels participants llegia molt a poc a poc el text indicant la seva ortografia i puntuació i cadascú s’autocorregia les faltes indicant al final de l’escrit el resultat: Jueves 10 de noviembre de 1.955 - 3 faltas, i a continuació la firma...
Encara avui tanco els ulls i m’arriba una mena de càlida cantarella que em commou: «...La, con mayúscula por empezar el escrito, libertad, con be, coma, Sancho, con mayúscula por ser nombre propio, coma, es uno de los más, con acento por ser adverbio de cantidad, preciosos dones que a los hombres, con hache y con be, dieron los cielos, punto y coma, con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre, con be, punto y coma, por la libertad, con be, coma, así, con acento en la i, como por la honra, con hache, se puede y debe, con be, aventurar, con uve, la vida, con uve, coma, y, coma, por el contrario, coma, el cautiverio, con uve, es el mayor mal que puede venir, con uve, a los hombres, con hache y con be, punto y final...»
A més a més de les correccions recordo també dos casos que vaig haver d’ensenyar l’abecedari, a base de repetir i repetir cada lletra tantes vegades com fossin necessàries, i seguir amb la unió de consonant i vocal perseguint aquella primera paraula, curta i a voltes bastant inútil però que indicava que sí, que es podia aconseguir aprendre a llegir i escriure i que aviat es podria «saber firmar» com primera fita d’un procés definitivament triomfant sobre la foscor de la història i la voluntat dels «señoritos».
A vegades m’he preguntat quines portes van obrir aquells aprenentatges en l’inici d’una època que ens va portar a viure els canvis més extraordinaris en quantitat, qualitat i velocitat que diuen que hem viscut els homínids. I, és clar, m’hauria agradat saber com va desenvolupar-se l’existència d’aquells meus «alumnes» i quins records van conservar d’aquelles «ensenyances». I no cal que digui que m’agradaria poder tornar a reviure una d’aquelles «classes» nocturnes presidint aquella atrotinada taula de la vaqueria de don Pedro amb un piló de llibretes per corregir. Però, sobretot, avui necessito deixar escrit que, malgrat la foscor de la dictadura, malgrat la inhumanitat de tot plegat, aquelles nits m’han acompanyat en els moments bonics i enmig de les dificultats al llarg de la meva vida professional i personal. Aquelles nits m’han fet cultivar la llavor que amb passió, generositat, compromís i tant d’esforç es plantava per les deformades mans d’aquells joves i que ha alimentat en mi la lluita i l’esperança en un món alfabetitzat i culte.
Un món que arribarà malgrat els franquismes de tota mena d’ara i dels que estan per venir. Segur que arribarà, doncs, la història haurà de fer justícia algun dia als don Pedro i a tots els joves que enmig de tanta misèria moral es deixaven la pell intentant aprendre a llegir i escriure i dominar les quatre regles fetes fonaments simbòlics d’un futur nou de les seves vides.


Sebas Parra
La Guerrilla Comunicacional

lunes, 20 de julio de 2020

ANALFABETA, Y A MUCHA HONRA


Nunca en mi vida pensé que pudiese decir semejante barbaridad. El analfabetismo en general, que normalmente viene de la mano de carencias, situaciones personales adversas, injusticias y falta de oportunidades, en algún tipo de casos he descubierto para mi sorpresa que casi me hace sentir mejor. Intentaré explicar el porqué de este sinsentido.

Hace un par de días asistí a una reunión, de bar, distendida y absolutamente ociosa entre un grupo de amigos, entre los que me vi incluida por diversas casualidades. Desconocía por tanto sus talantes y costumbres, pero me quedé, ya que siempre está bien ampliar relaciones y conocimientos. Como el objetivo del encuentro era puramente de asueto mientras tomábamos una copa, se habló de todo y nada a la vez, de todos aquellos temas intrascendentes o no, en los que no se profundiza ni se debate. Entre todos ellos, el que más captó mi atención fue el coloquio sobre la criptomoneda. Esta nueva concepción del dinero era defendida de forma acérrima y arrogante por el más joven del grupo, que con veintipocos años es un pequeño inversor en este sistema. Intenté e intentamos entender ni que fuese a grosso modo el funcionamiento de la cosa, sin aspirar a saber sus intríngulis, pero resultó que al final del hilo siempre hay “un ordenador” como responsable.




Soy consciente del abismo generacional en el uso y disfrute de la informática, cibernética, ofimática y demás “ticas” entre los de mi edad y los de veintipocos; pero la verdad es que los inventores de este mercado de dinero virtual no nos lo ponen fácil. Lo de “cripto = secreto” ya debería darnos una pista sobre  la dificultad en saber sobre ello. Por ejemplo, en la wikipedia, esa entrada frecuente donde solemos acudir para encontrar las definiciones más simplonas, nos encontramos con que:

Una criptomoneda, criptodivisa es un medio digital de intercambio que utiliza criptografía fuerte para asegurar las transacciones, controlar la creación de unidades adicionales y verificar la transferencia de activos usando tecnologías de registro distribuido. En los sistemas de criptomonedas, se garantiza la seguridad, integridad y equilibrio de sus estados de cuentas (contabilidad) por medio de una red estructurada de agentes (transferencia de archivo segmentada o transferencia de archivo multifuente) que se verifican (desconfían) mutuamente llamados mineros, que son, en su mayoría, público en general y protegen activamente la red (el entramado) al mantener una alta tasa de procesamiento de algoritmos, con la finalidad de tener la oportunidad de recibir una pequeña propina, que se reparte de manera aleatoria. Está previsto que en el futuro la computación cuántica pueda llegar a ser una realidad, lo que rompería el equilibrio en caso de que los desarrolladores no pudieran implementar a tiempo el sistema para usar algoritmos poscuánticos, por tratarse de una tecnología propietaria.

¿Qué tal se te queda el cuerpo tras la explicación?. A mí, no precisamente con unas ganas locas e irrefrenables de llamar para pedir acciones. Soy consciente de que probablemente me prive de oportunidades, de nuevas ventajas que de seguro ofrece este sistema, y que, como todo, bien utilizado podría resultar interesante. Pero las claves en el argumentario que allí se exhibía me impulsaron a no considerarlo así.




El joven del grupo defensor de los bitcoins encontraba estupendo no depender de ningún banco oficial para operar, “ser libre” en sus transacciones. Una libertad que podríamos haber compartido y celebrado como concepto, pero que se agua la fiesta cuando según él, tiene como objetivo y ventajas no ser controlado (no tributar), ganar dinero con la sola inversión y transacciones (especular), rapidez y seguridad de las operaciones, por el origen y control del dinero “solo” por ordenadores (desconocer). De nada sirvió por mi parte alegar que los ordenadores, hasta donde yo sé, los maneja alguien, y que el ocultismo es precisamente campo abonado para cualquier irregularidad. Ni las explicaciones de otro miembro del grupo (que sí tenía más información) sobre los turbios y graves asuntos que se mueven disfrazados de “cripto”. Ni saber que la demanda energética estratosférica que genera este sistema obliga a buscar espacios y países dispuestos a explotar el medio lo inimaginable. 

En el fondo me es indiferente lo que el chaval de veintipocos pueda ganar o perder en este criptosistema. Llegados a este punto lo que me rebeló la conciencia y por lo que decidí que no quería intentar comprender los blockchain, hash, mineros de transacciones, algoritmos, FPGA,... fue que tampoco quería ser cómplice, aunque solo fuese de conocimiento, de gente como él. Personas para quienes nunca puede haber un tinte de ética para el color del dinero. Que éste se convierte en un objetivo “per se” en la vida; en cómo ganarlo sin esfuerzo ni contraprestación; sin pensar (ni querer pensar, que es lo peor) en qué o quién resulte herido por el camino, en qué destrozos sociales o ambientales puede generar; en qué estás colaborando a construir o destruir (y estaríamos hablando ni más ni menos que de gobiernos de países)...




Fue en ese momento, al sentir, incluso sin palabras, la acusación tácita e insolente de no entiendes nada porque esto es moderno, es el futuro y tú ya quedaste obsoleta, cuando decidí que, efectivamente no quería entender nada sobre ello. Que no quería que mi futuro tomara esa criptodirección.

Me autodeclaré al instante para este tema analfabeta, y a mucha honra.


Pilar Parra
La Guerrilla Comunicacional